•  |
  •  |

Connotados dirigentes de los partidos de oposición de la Región Autónoma del Atlántico Norte, denuncian serias irregularidades del actual proceso electoral para facilitar el triunfo del gobernante Daniel Ortega del FSLN que busca su reelección.
 
“El proceso es circo tan burdo que he decidido no participar en él”, declaró el dirigente de la facción de YATAMA anti sandinista, Osorno Coleman, a quien lo tomó por sorpresa la juramentación de los miembros de los Consejos Electorales Municipales realizada el lunes en Bilwi.
 
“Están aprovechando que no hay observación electoral para no tomar en cuenta a los supuestos partidos opositores. Nadie sabe como seleccionaron a los funcionarios de los CEM ni quienes son”, indicó Coleman.
 
Dale Teophile, es otro dirigente opositor que se declaró sorprendido con la juramentación de los miembros de los CEM. “Soy presidente municipal del PLC en Bilwi y no me invitaron a esa actividad”, se quejó.

Teophile considera que el FSLN se sirvió con la cuchara grande en la designación de los miembros de los CEM que dirigirán el proceso electoral en los siete municipios de la RAAN. “Para muestra un botón: el presidente del CER es el sandinista Nery González y el primer miembro es José Benito López quien fue inscrito como representante de APRE pero todo el mundo sabe que es militante del FSLN”, explicó.
 
El Nuevo Diario intentó entrevistar al presidente del CER de la RAAN, Nery González, para preguntarle como quedaron conformados los CEM y por qué no tomaron en cuenta a los partidos de oposición en la juramentación de los mismos pero él se negó a recibirnos diciendo que estaba muy ocupado.
 
Crítica
Osorno Coleman lamentó que el CSE esté preparando las condiciones para garantizar de cualquier manera la reelección de Daniel Ortega sin que los partidos de oposición tomen una actitud más beligerante y enérgica.
 
“Da la impresión de que los líderes opositores, especialmente Arnoldo Alemán, son empleados a sueldo de Daniel Ortega que está feliz con la división de sus
oponente”, comentó.

Coleman insiste en la necesidad de la observación internacional para que comprueben y certifiquen el manejo sesgado y partidarizado de la entrega de cédulas de identidad que según él solo favorece a los sandinistas y sus aliados y haya constancia de todos los vicios que corrompen el actual proceso electoral.