•  |
  •  |

El embajador de Noruega, Tom Tyrihjell, recordó ayer a los políticos que gobiernan el país que son sus decisiones y no las de la comunidad donante, las que definirán el buen rumbo de Nicaragua.

Tyrihjell, quien partirá la próxima semana cuando cierre la Embajada de Noruega en el país, fue condecorado con la Orden José de Marcoleta en el grado Gran Cruz.

“El rumbo del país depende de las políticas adecuadas para Nicaragua. Nosotros (la comunidad donante) estamos apoyando pero no decidimos el rumbo de Nicaragua. Es importante que Nicaragua también entienda que son ellos los dueños de su propio país”, expresó.

“Creo que los políticos elegidos en este país son capaces de definir el rumbo del país y de priorizar el uso de sus recursos”, agregó el diplomático, quien estuvo en el país durante seis años en lapsos interrumpidos.

Representación en manos de cónsul
La representación diplomática noruega se reducirá a partir del jueves próximo cuando  un cónsul quede a cargo, pues ese mismo día cierra la embajada tras 24 años en el país.

Durante todo este periodo la cooperación noruega fue de 550 millones de dólares.

“Me gustaría decir que aprecio mucho haber podido trabajar tan bien con el gobierno, con el sector privado, la sociedad civil. Nuestro diálogo bilateral ha permitido tener resultados a pesar de las diferencias que pudiésemos haber tenido”, dijo el diplomático durante su discurso en la Cancillería.

Nicaragua ya no es prioridad
Noruega anunció su retiro en octubre de 2010, aduciendo que Nicaragua dejó de ser una prioridad para ellos. Tyrihjell explicó que tras un proceso intenso de valoración y con el propósito de ubicar al país nórdico en otras naciones donde tienen intereses estratégicos, se retirarán este año de varios países, entre ellos de Nicaragua.

“Desde su llegada a Nicaragua, Tom ha sido un excelente interlocutor y contraparte, facilitando y fortaleciendo no solo el dialogo bilateral entre nuestros países sino también poniendo su experiencia, talento y capacidad al frente de la Mesa de Cooperantes”, resaltó el canciller Samuel Santos.

Saneamiento de lago entre proyectos
Pese al cierre de la embajada, los proyectos que se están ejecutando y que no terminan este año concluirán como está estipulado. Entre estos, el proyecto de saneamiento del lago Xolotlán; uno de apoyo a organizaciones locales de diversidad sexual para promover sus derechos; y el Fondo Anticorrupción que apoya a instancias gubernamentales en la lucha contra la corrupción.

En febrero, Dinamarca anunció que adelantará para finales de 2011 la suspensión de su cooperación a Nicaragua, por la negativa de la administración de Daniel Ortega de aceptar que una partida de este monto se destine a observadores electorales.

El retiro de Holanda, Dinamarca y Noruega es parte de la fuga de cooperantes. De acuerdo con datos emitidos por los organismos cooperantes, de la suma de los fondos que comprometieron Finlandia, Noruega, Suiza y los Países Bajos (en total 28.1 millones de dólares) en 2009, solo fueron desembolsados 16.1 millones de dólares.