•  |
  •  |

Lo que menos se espera de un gobierno que pretende reelegirse es que en un año electoral saque a luz pública medidas económicas que podrían considerarse antipopulares y ahuyenta-votos, sin embargo, el economista Adolfo Acevedo Vogl, considera que una propuestas como la reforma al Seguro Social –que pretende duplicar el número de cotizaciones para tener derecho a una pensión e incrementar la edad de jubilación–, así como el alza en la tarifa energética, no golpeará a la masa votante a la que quiere “enamorar” este gobierno.

Acevedo da un explicación de por qué, ambas medidas –y otras que pudieran salir en el camino–, no perjudicarán electoralmente al gobernante Frente Sandinista ni a su candidato a la reelección, Daniel Ortega Saavedra. De hecho, Acevedo considera que el segmento votante al que pretende llegar el FSLN, no será perjudicado por estas medidas y, por el contrario, sí resultarán en un golpe “demoledor” al sector con una capacidad crítica y de difícil acceso, electoralmente hablando, como es la clase media.

¿Por qué un gobierno, cuyo Presidente pretende reelegirse, hace este tipo de propuestas económicas, a todas luces anti-populares, en un año electoral? ¿Será que solo está pensando en la parte económica?
No. Posiblemente lo hace porque piensa que son medidas que impactan principalmente a los sectores medios.  Por ejemplo, si vemos quiénes están afiliados al INSS, no son los segmentos más pobres; están afiliados, dentro de la distribución del ingreso en Nicaragua, es la clase media.   

Y en el caso del alza en la energía, se busca que el impacto sea principalmente en el sector medio, pero además, creo que el gobierno confía en la falta de información que le llega a la gente.

¿En qué sentido?
Ellos (el gobierno) tienen un control casi absoluto de la televisión, no sé cómo anda la cosa en las radios, pero si uno se fija, si uno conversa con las personas en las bases, a la gente en las bases (los representantes del gobierno) le dicen que todo (el alza y la reforma) es mentira. Por ejemplo, en el caso del INSS, jóvenes del Frente Sandinista a mí me aseguraron que era mentira y que eso (la reforma) no se iba a producir.

En Nicaragua, uno tiene que estar bien informado para tener plena conciencia de las cosas y a la gente en las bases (del Frente), por ejemplo, les dijeron que con ese subsidio (a la energía) esa alza no iba a tener ningún impacto en la población, porque se iba subsidiar con la plata de Venezuela.

Si estas medidas van a impactar en la clase media, ¿este gobierno está apuntando a hacerla desaparecer?
El gobierno percibe a los sectores medios como hostiles; y por ejemplo, el discurso contra los ricos, no es un discurso contra los sectores que concentran el ingreso, que viven en grandes mansiones, que tiene yates, etcétera.  

En Nicaragua, desde el punto de vista de los pobres, los ricos son los sectores medios, entonces lo que se ha generado es una hostilidad hacia los sectores medios. Incluso, cuando se discutió la reforma tributaria y se decía que se iban a gravar las pensiones superiores a los 1,000 dólares, se decía que se iba a gravar las pensiones de los ricos. 

Pero, por ejemplo, en Estados Unidos la línea de pobreza son 24,000 dólares al año, es decir, 2,000 dólares mensuales, es decir que una persona que gana menos de 2,000 dólares al mes es pobre, pero aquí se está haciendo la figura como que el sector medio es el de los ricos.

¿Qué explicación tiene esto?
Cuando uno ve las encuestas de hogares y ve una mejoría en la distribución del ingreso, las encuestas de hogares no logran captar a los verdaderamente ricos, así que quienes aparecen en las encuestas en la mejora de la distribución del ingreso son los sectores medios, entonces la reducción de la participación en la distribución del ingreso de los sectores de mayores ingresos que aparecen en las encuestas de hogares, tienen que ver con un deterioro del sector medio.

Los salarios medios reales, por ejemplo, se han deteriorado; pero los salarios mínimos reales han aumentado, entonces quiénes más han sido golpeado son los que devengan el salario promedio y quienes devengan el salario promedio, es decir de 300 dólares para arriba, son los sectores medios.

¿Qué consecuencia política, particularmente contra el gobierno, van a traer este tipo de medidas en un año electoral? ¿Puede la gente votar en contra de un gobierno que este tomando estas medidas?
Lo que pasa es que ellos (el gobierno) han concentrado toda la batería de sus medidas en la gente pobre, en los barrios pobres y en el campo, y normalmente las críticas al gobierno provienen de los sectores medios porque tienen un poco más de nivel intelectual; por eso es que ellos ven a los sectores medios como potencialmente hostiles, aunque han estado trabajando para ganarse a la juventud, por ejemplo, con esto de los estadios virtuales.

¿Pero sí están dirigidas a los pobres, no afecta a los sectores medios?
Los sectores medios son más sensibles a los abusos de poder, quienes han estado reaccionando durante estos cinco años son personas del sector medio e, incluso, gente que no es del sector medio ha estado reaccionando, pero quien logra articular de manera más clara un discurso es este sector y así lo percibe el Gobierno.

Entonces en lugar de ganarse a la clase media, la está diezmando, ¿cree que es aun castigo a la clase media?

Yo creo que (al gobierno) no le interesa (la clase media), creo que están haciendo sus cálculos (electorales), en base a la gente pobre que es la mayoría.  La encuesta de Fideg dice que alrededor de un 23 por ciento de los encuestados ha sido beneficiado con los programas del gobierno y ese 23 por ciento equivale a un millón de personas, lo cual es un montón de gente, así que creo que quieren afianzar su base (electoral) en los sectores de menores ingresos.

A la vez quieren crear un cerco informativo, cada vez hay menos fuentes de información independientes.

¿Cómo afecta este cerco informativo?
En cualquier otra circunstancia, este asunto del alza tarifaria del 41 por ciento (en la energía) habría provocado un gran escándalo y no fue así, porque hay muy poca información.

¿Se le está mintiendo a la población con el impacto de esta medida?
Si, se le está diciendo a la gente (pobre) “esta alza la vamos a hacer, pero no la vas a pagar”, cosa que no es cierto, porque lo que nos dice el señor César Zamora es que el acuerdo es que si bajan los precios del petróleo, no se va a bajar la tarifa, para que la gente pague el préstamo de todas maneras. Entonces (el gobierno) dice “no le aumentamos a los que consumen menos de tantos kilovatios hora al mes”, entonces le aumentamos a los ricos (clase media).

 

No descarta negociación electoral

En una entrevista televisiva, Edén Pastora Gómez, prácticamente conminó a la población a votar por Daniel Ortega a cambio de revertir el alza energética.  El economista Adolfo Acevedo, no descarta una negociación en este sentido.

¿Existe la posibilidad de que, llegado al día de los comicios, el gobierno se eche para atrás con estas medidas para ganar votantes?
Si. Yo no estoy totalmente claro de por qué adoptaron esta medida, al parecer tiene que ver con las negociaciones con Gas Natural y, no estoy claro de si por esta vía le quieren resarcir las pérdidas de distribución de energía o si sencillamente están haciendo la modificación tarifaria proyectando un precio determinado hacia fin de año y esa es una cosa que insinúa de alguna forma el señor César Zamora (representante de la generadora Corinto Power). Puede ser que al final se revierta la medida.

¿En el tema del seguro social no existe manera de una negociación electoral?
Ese es un tema más complicado, primero salió Bayardo Arce negando (la reforma) y luego salió el Presidente del INSS confirmándola, pero de todas maneras nadie del gobierno ha salido mostrando una propuesta. No hay una gran comprensión del tema.

¿Hay alguna otra medida de carácter económico que pueda incidir en los resultados electorales?
En este momento no. Los altos precios internacionales no permiten eso. Este año puede ser un año de crecimiento económico fuerte, así que no espero que existan medidas que puedan golpear fuertemente.

Pese a esta situación económica, aparentemente bien, los productos de la canasta básica y productos perecederos, por ejemplo, siguen aumentando de precio y la gente pobre es la que resiente todo esto y es la gente votante que el gobierno quiere atraer a su favor, ¿qué explicación tendría este fenómeno en un año electoral?

Este tipo de alzas son estacionales y no se han producido solo con este gobierno.  El problema más serio es el alza del (precio del) maíz, porque el maíz representa más del 20 por ciento del consumo de los pobres.

El gobierno ya anunció la importación de maíz de Estados Unidos y México para hacer que el precio baje, ¿cómo repercutirá en la economía?
Esto es más peligroso, porque si el maíz representa más del 20 por ciento del consumo de los pobres, la tasa de inflación ya no sería del tres por ciento, sino del 10 por ciento, por eso es que el Gobierno dio esta respuesta rápida, lo que significa que hay realmente preocupación.

Si algún partido político toma como bandera electoral toda esta situación económica alcista  –Enrique Quiñónez ya lo ha hecho con el alza de la energía-, ¿va a obtener algún resultado a su favor?
No se puede predecir. Si uno mira las encuestas uno diría que al Gobierno le ha ido bien, porque a pesar de que se diga que el Gobierno está en su techo (electoral), pues los demás (partidos políticos) están por debajo del sótano.

Hay que resaltar una cosa, este es el primer gobierno que les da (a los pobres).  A mí me preocupa que no se sepa qué significan 500 millones de dólares en ayuda; para acabar con la pobreza en Nicaragua se requiere de 580 millones de dólares, y para terminar con la pobreza extrema, 300 millones de dólares, así que este es el primer gobierno que tiene suficientes recursos para reducir a cero la pobreza extrema y reducir drásticamente la pobreza y no lo ha hecho.

¿A qué se debe que no lo ha hecho?
No sé, pero lo que se está transfiriendo a los pobres son proporciones menores de los recursos que se están recibiendo, pero aun así, nunca nadie le había regalado láminas de zinc a la gente.

¿Insisto en mi pregunta, con estas medidas el gobierno quiere hacer desparecer a la clase media aunque beneficie de manera pírrica a los pobres?
Yo no diría eso, sino que no es el sujeto al que el gobierno está apostando a ganarse, porque no es tan fácil. A la clase media no le pueden contar cuentos ni ganarse con algunas prebendas. La clase media es menos susceptible a este tipo de cosas, pero el abandono a la población del 90 para acá fue absoluto, sobre todo en la zona rural.