•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, encabezaba esta tarde el Repliegue Táctico, conmemorativo a la caminata que los sandinistas realizaron hacia Masaya (sureste), como parte de la lucha para derrocar al gobierno de Anastasio Somoza.

La caravana inició su recorrido en la plaza del mercado Roberto Huembes, tras casi dos horas de retraso por la intensa lluvia caída en la capital.

El mandatario, que buscará su reelección en los comicios del 6 de noviembre próximo, comenzó el peregrinaje a pie, acompañado de su esposa, Rosario Murillo, y de miles de seguidores suyos que asistieron al mitin. Luego de un tramo por los barrios de Managua subirán a sus vehículos hacia Masaya.

Ortega explicó en un breve discurso que la actividad se retrasó casi dos horas debido a las intensas lluvias provocadas por una onda tropical que afecta al país. También que la marcha de 32 kilómetros que los sandinistas realizan anualmente, desde 1979, de Managua a Masaya, sería en esta ocasión a pie sólo en una parte del recorrido y el resto en caravana de vehículos, para lo cual el Gobierno sandinista dispuso de autobuses para transportar a sus simpatizantes.

En su discurso, Ortega recordó que pasado mañana se cumplen 25 años del fallo dictado por la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de La Haya, que ordenó a los Estados Unidos indemnizar a Nicaragua. La nación Centroamericana calculó la indemnización en 17.000 millones de dólares en los años ochenta. "Esa es una deuda que Estados Unidos tiene con Nicaragua y llegará el día que Estados Unidos le pagará a Nicaragua", apuntó.

El fallo de la CIJ fue dictado el 27 de junio de 1986 para condenar los ataques con explosivos contra puertos y otras instalaciones de Nicaragua, durante la guerra civil que vivió este país en década del ochenta, recordó.

La Administración de la expresidenta Violeta Chamorro (1990-1997) resolvió retirar el reclamo de indemnización contra el Gobierno estadounidense.

El Repliegue Táctico fue una maniobra militar realizada por los sandinistas el 24 de junio de 1979, que consistió en retirar a sus guerrilleros de Managua, que luchaban contra la dictadura de Somoza (1937-1979), y trasladarlos a Masaya, al simular que las fuerzas del FSLN estaban en malas condiciones. Los combatientes sandinistas, unas 5.000 personas, incluidos civiles, eludieron a fuerzas de infantería y aviación somocista en esa retirada de Managua a Masaya.

Los sandinistas de Managua se unieron así a los combatientes que se hallaban en Masaya, y después todos avanzaron hacia Managua hasta lograr el triunfo armado del 19 de julio de 1979 sobre la Guardia Nacional del presidente Anastasio Somoza Debayle. Muchos dirigentes sandinistas protagonistas en aquel Repliegue ya no participan en esa marcha, por ser críticos de la dirección actual del gobernante FSLN, entre ellos el exjefe militar Joaquín Cuadra Lacayo; y los excomandantes guerrilleros sandinistas Mónica Baltodano y Moisés Hassan.

La Policía Nacional desplegó 1.830 agentes para resguardar el orden y la seguridad en ese acto partidario y en la caravana de Managua a Masaya.