•  |
  •  |

El Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, instó ayer a los partidos políticos a que preparen bien a sus  fiscales para que sean ellos los principales observadores en las elecciones de noviembre próximo.

Brenes lamentó que no haya observación electoral debido a que dicho proceso representa una “garantía” para el Consejo Supremo Electoral, CSE, para el Estado y para la población nicaragüense.

“En países donde se han desarrollado elecciones, han invitado a observadores, y eso (la observación) ha dado tranquilidad a la población”, expresó.

“Es triste que en nuestro país se cree esa duda al no permitir observadores”, agregó el prelado, a la vez que mencionó a Perú y a Guatemala como países que han recurrido a la observación electoral internacional.

“Una campaña de altura”
 El prelado expresó que Nicaragua es un pueblo maduro, por tanto, tiene la capacidad de evitar las desorientaciones que se presentan en la campaña electoral.

“He estado diciendo que hagamos una campaña electoral con madurez, con responsabilidad, y que sea un tiempo de presentación de proyectos y no de estar descalificando al contrincante”, dijo.

“La voz de los sin voz”
Brenes expresó que la Iglesia es el portavoz de las inquietudes y del clamor de la gente, porque, según dijo, durante las reuniones de la Iglesia Católica se dan cuenta de que los feligreses manifiestan un sentimiento común a los obispos de las distintas diócesis del país.

“Nosotros no queremos asumir el poder, solamente queremos orientar en vista a nuestra responsabilidad como pastores. Lo que hago es iluminarlos (a los católicos)  en su opción y que ellos, verdaderamente, actúen según su conciencia”, aclaró.

“Los documentos de la Iglesia dicen que uno tiene que ser voz de los que no tiene voz”, dijo, al referirse a que solo ellos tienen la posibilidad de manifestar las inquietudes del pueblo, puesto que  los medios de comunicación no llegan a las comunidades lejanas.

“En el mes de la Virgen y en el mes del Corazón de Jesús, invitamos a todos nuestros fieles a orar y a rezar, el Santo Rosario a la Virgen, por Nicaragua, para que nos ayude en este año especial de elecciones a abrir nuestro corazón y a evitar toda violencia y todo extremismo que nos lleve a crear tensiones”, culminó Brenes.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) emitió un documento en el que hacen un llamado a la ciudadanía a vencer los miedos y a estar libre de egoísmos e intereses personales.