•  |
  •  |

El presidente Daniel Ortega criticó a los senadores estadounidenses miembros del Comité de Relaciones Exteriores que cuestionaron la nominación de Jonathan Farrar, propuesto como embajador de Estados Unidos en Managua.

Según Ortega, los senadores “se quedaron anclados en el pasado” al exigir a la Administración de Barack Obama que envié a Nicaragua a alguien más “firme”.

“Yo le diría a esos congresistas republicanos y a algunos congresistas demócratas que actúan peor que los republicanos (...) que empiecen con dar el ejemplo, si ellos dicen que Nicaragua debe respetar la ley, ellos deben respetar la ley (también)”, afirmó al término de la conmemoración de El Repliegue.

El mandatario nicaragüense aseguró que tanto el senador demócrata Bob Menéndez, como el senador republicano por Florida, Marc Rubio, rechazaron la ratificación de Farrar como próximo embajador de Estados Unidos en Managua, porque no es lo “suficientemente malo como para venir a Nicaragua a hacerle daño a los nicaragüenses”.

Los senadores criticaron la gestión de Farrar al frente de la Sección de Intereses en La Habana.
“Hay que mandar a alguien que represente a Estados Unidos, que sea fuerte, que apoye con firmeza la democracia y los derechos humanos, y, sinceramente, no creo que el señor Farrar ha hecho eso bien en La Habana”, dijo entonces Marc Rubio.

Farrar fue propuesto a mediados de abril para sustituir a Robert Callahan, quien partirá en julio próximo. De acuerdo con las reglas del Senado, basta la objeción anónima de un solo senador para bloquear el voto definitivo de un nombramiento.

Ortega dijo que quiere relaciones “respetuosas” con Estados Unidos, y agregó que su gobierno continúa indemnizando a los ciudadanos de ese país a los que se les confiscaron sus propiedades en la década de los 80.

“Nicaragua en ese sentido puede decir con la frente en alto: ‘Somos pobres, pero honrados’, porque le estamos pagando a los yanquis esa deuda, pero ellos no pueden decir con la frente en alto que son ricos y honrados, porque no están cumpliendo con la que manda la ley internacional, por eso yo les digo a los congresistas norteamericanos, que si quieren hablar de democracia, den ejemplo y cumplan con lo que manda la sentencia de la CIJ, si quieren darnos lecciones”, expresó Ortega en alusión al mandato de La Haya de que Estados Unidos indemnice a Nicaragua por la agresión de los años 80.