•   Tomado de laprensagrafica.com  |
  •  |
  •  |

El presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, dijo hoy que el gobierno no aceptará la presencia de observadores extranjeros antes de la tercera semana de agosto, cuando el tribunal apruebe un reglamento de observación de los comicios previstos para el 6 de noviembre próximo.

"Nosotros no vamos a recibir a ninguna delegación (internacional) en tanto el Consejo el 16 de agosto no emita la resolución en la cual se va a establecer el calendario para la observación o acompañamiento electoral internacional, igual que para el nacional", declaró Rivas a periodistas.

El alto funcionario, a quien la oposición acusa de haber cometido fraude en las municipales de 2008 a favor del gobernante partido Frente Sandinista, aseguró que el gobierno de Daniel Ortega acreditará a observadores locales e internacionales para presenciar las próximas elecciones presidenciales y legislativas.

"El Consejo siempre ha estado abierto al acompañamiento internacional, llámese como se llame. Aquí lo importante es que haya presencia internacional (y) la va a haber, va a haber un calendario para ese fin que va a quedar establecido en el reglamento", insistió.

Rivas prometió que el reglamento del CSE se ajustará "a lo que dice la Unión Europea en materia de observación electoral, a lo que dice la Carta de Naciones Unidas, lo que dice la OEA y países amigos como México, que les llaman visitantes internacionales".

El directivo del CSE reaccionó también a declaraciones de miembros del estadounidense Centro Carter, que visitaron Managua en días pasados y lamentaron no haber recibido aún una invitación formal del CSE para observar las elecciones.

"El CSE de manera oficial no ha recibido ninguna solicitud del Centro Carter para ser recibido, el Centro Carter no solicitó audiencia con el Consejo Supremo Electoral", dijo Rivas y añadió que quería aclarar el asunto para "evitar tergiversaciones" de la prensa.

Jennifer McCoy, directora del Programa de las Américas del Centro Carter, comentó tras su visita a Nicaragua que consideraba muy breve el período de observación (poco más de dos meses), proceso que a su juicio debería haber iniciado en marzo pasado.

"Para tener una observación integral debería haber empezado en marzo, la campaña es una etapa fundamental para observar. Este año en Nicaragua, la única posibilidad será tener una observación más puntual", estimó McCoy.

El reglamento de observación del CSE será dado a conocer el 16 de agosto, apenas cuatro días antes de que inicie oficialmente la campaña electoral.

El presidente Ortega ha dicho que el mejor observador es "el pueblo nicaragüense" y ha tildado de "fuerzas de intervención" a los organismos internacionales que se dedican a la observación electoral.

En las elecciones del 6 de noviembre se elegirá un presidente, un vicepresidente, 90 miembros del Congreso y 20 diputados del Parlamento Centroamericanos (Parlacen) entre candidatos de cuatro alianzas y un partido político.