•  |
  •  |
  • END

Por presiones del Fondo Monetario Internacional, FMI, y apenas 24 horas después de impedir la aprobación de la legislación que sancionará el robo de energía eléctrica, los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, cambiaron de opinión y ayer respaldaron, en lo general, la Ley para la Distribución y el Uso Responsable del Servicio Público de Energía Eléctrica.

El FMI amenazó con congelar los desembolsos que ese organismo otorgaría a Nicaragua en el marco del acuerdo firmado con el gobierno si en el mes de abril no está aprobada la ley contra el fraude eléctrico, informó Humberto Arbulú, representante de la entidad multilateral en el país.

El representante del Fondo dijo que el gobierno se comprometió en su programa económico a que antes de que el directorio del organismo revise el programa económico de Nicaragua, tendría aprobada la mencionada legislación.

Las presiones y las suspicacias
Basado en las presiones del FMI, las suspicacias por el sorpresivo cambio de los liberales no se hicieron esperar, y en los pasillos del Poder Legislativo la pregunta obligada fue, ¿qué negociaron los liberales con el gobierno para finalmente respaldar la nueva legislación?
Uno de los diputados opositores dijo extraoficialmente que los liberales están negociando la elección de los siete magistrados del Poder Electoral, cuyos plazos vencen en julio y septiembre del presente año. Sin embargo, el primer secretario del Parlamento y primer vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro, negó cualquier tipo de negociación con el Frente Sandinista.

Plazo de dos semanas
Con el voto favorable de 57 diputados, la ley fue aprobada en lo general; la bancada del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, se abstuvo, al igual que el diputado conservador de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, y tercer secretario del Parlamento, Javier Vallejo; también se abstuvieron los diputados independientes Mario Valle y Salvador Talavera.

Con esto, el presidente del Poder Legislativo, René Núñez, citó para el próximo 27 de marzo, cuando se retomará la discusión y aprobación artículo por artículo de la nueva ley. Así, la oposición tendrá dos semanas para presentar las modificaciones que estime convenientes, a través de mociones que presentará después de analizar el dictamen que emitió la Comisión de Justicia.

Fenosa complacida
El diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez insistió en la necesidad de la ley, y negó que con la legislación se pretenda beneficiar a la empresa distribuidora Unión Fenosa en perjuicio del usuario.

El vocero de la empresa española, Jorge Katín, mostró su satisfacción con la aprobación de la ley, y anunció que Unión Fenosa iniciará un proceso de inversión de 30 millones de dólares en el sistema de distribución; sin embargo, recordó que el problema de pérdida de energía también se da en el sistema de transmisión, por lo que consideró necesario invertir en esa área.