• |
  • |

La Unión Ciudadana por la Democracia, UCD, continuó ayer en las calles de Managua solicitando a la ciudadanía “el peso de la indignación”, en solidaridad con el concejal Luciano García, a quien el juez Ernesto Rodríguez interpuso una multa de poco más de 400 mil córdobas por los cargos de injurias y calumnias, en perjuicio de Fidel Moreno, secretario de la Alcaldía de Managua.

Desde las 10 de la mañana, miembros de la Unión Ciudadana Democrática se apostaron en los alrededores de la rotonda Metrocentro con tarros en manos, en los que decenas de capitalinos ingresaban monedas y billetes desde 1 a 500 córdobas, según señaló Roberto Bendaña, Presidente de “Hagamos Democracia”, uno de los organismos miembro de la UCD.

“Estamos como ciudadanía recogiendo la multa que le han impuesto arbitrariamente al concejal, Luciano García, por exigir cuentas claras en la Alcaldía de Managua… Nos sentimos identificados con él y estamos aquí recogiendo para pagar la multa, recalcó Benjamín Lugo, miembro del Comité Ejecutivo del “Movimiento por Nicaragua”.

Por su parte, la dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres, Azalea Solís, dijo estar comenzando la iniciativa denominada, “el peso de los indignados”, la cual piensan culminar cuando logren alcanzar el monto de la multa que le impusieron al concejal Luciano García.

Solís dijo que es la ciudadanía la que está recogiendo esa plata “porque es la ciudadanía la que se defiende a sí misma, “porque ellos” -en alusión al partido de gobierno, quisieran que la gente no se involucrara en ningún tipo de campaña. “Esta es una respuesta a la corrupción que hay en el país, que está afectando todos los cimientos de la vida institucional”, señaló

Concejal agradecido
El concejal Luciano García, consultado vía telefónica por END, manifestó su agrado por el apoyo de la sociedad civil, y recalcó que si la colecta de todos los managuas tiene como objetivo demostrar su indignación por los abusos de la justicia en este país, pues brinda totalmente su apoyo.

Asimismo, García señaló que irá hasta las últimas consecuencias y que no se retractará de lo dicho: “No voy a pagar esa multa”, pero si la ciudadanía la paga respeto esa voluntad”, expresó.

“No es para Fidel, ni para Daysi Torres, ni para la Alcaldía de Managua, la solicitud que se le hizo a la sociedad civil, es para que todo lo que se recogiese con ‘el peso de los indignados’, fuese dirigido al Sistema Penitenciario Nacional, para mejoras en las cárceles y comida de los privados de libertad”, finalizó, Luciano García, concejal de Managua.