•  |
  •  |

Representantes de organizaciones de la sociedad civil desestimaron las críticas que el vicepresidente del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Wilfredo Navarro, hiciera el pasado domingo durante la conmemoración del 118 aniversario de la Revolución Liberal, calificándole de un “verdadero opositor, pero del pueblo nicaragüense”.

“En Nicaragua siempre habrán personas que piensan en sus intereses; cuando alguien está haciendo algo bueno y eso refleja lo que yo no puedo hacer, se llama indignación y seguramente que el señor Navarro está indignado al ver que la sociedad civil sí está preocupada por lo que ellos, como diputados, no se preocupan”, señalo Alberto Dávila de “Hagamos Democracia”.

El diputado liberal se refirió a la marcha de “los encachimbados”, como una manifestación pobre y pírrica; a lo que el coordinador del Movimiento “Pedro Joaquín Chamorro”, Marvin Parrales, respondió diciendo: “pobre, más que nuestra marcha, es su conciencia, la de él (Navarro), y la de (Arnoldo) Alemán”.

“Wilfredo Navarro tiene añales de estar repitiendo su diputación por eso no nos comprende; en vez de atacar al gobierno, ataca a quienes protestamos por  el alza de la energía, de los frijoles, de la carestía de la vida. Ellos (los del PLC) dicen que son 50 mil encachimbados, pero yo no he visto a uno de ellos protestando en la calles”, finalizó Parrales.

En tanto, la presidenta del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, Azalea Solís, devolvió la pelota a Navarro preguntándole por qué, dentro de la celebración liberal, había simpatizantes del partido de gobierno. “Dentro de las personas que estaban ahí era evidente que había gente del Frente Sandinista; está claro que el partido de gobierno le está aportando al PLC, una vez más como en el 2006, personas para aparentar que tienen un montón de gente”, criticó.

“Entonces cuál es el peso del PLC”, se preguntó Solís para luego cuestionar: “Dicen que son la única fuerza que pueden derrotar a Ortega, pero hay que recordarles que ellos son la fuerza que tienen a Ortega donde está, ellos son la fuerza que tienen destruido a este país, ellos (el PLC) son unos cínicos y sinvergüenzas”, afirmó.

Mientras para Ivania Álvarez, también integrante de la sociedad civil, “Wilfredo Navarro con sus descalificaciones demostró que es un opositor del pueblo, demostró que no es un opositor real de este gobierno”.

Álvarez dijo que la sociedad civil no posee recursos para hacer esas grandes concentraciones, como las del partido de gobierno y el PLC, e irónicamente, descartó que los liberales hayan conglomerado a 50 mil personas en el acto del domingo. “Eso es tan mentira como lo del millón de empleos que prometen”, finalizó.