•   ACAN-EFE  |
  •  |
  •  |

El canciller nicaragüense, Samuel Santos, partió ayer a una gira de trabajo por Brasil, para evaluar la cooperación bilateral, principalmente el apoyo a proyectos en las áreas de hidroeléctrica y bioenergía.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua informó en un comunicado de que Santos comenzó su visita oficial por Brasil, donde permanecerá hasta el sábado próximo, con el fin de “fortalecer los lazos de amistad y solidaridad” entre ambos países.

“El propósito de la visita es abordar diversos temas de interés común en el ámbito bilateral, así como pasar revista a los temas de cooperación técnica que se desarrolla entre ambos países”, indicó la Cancillería nicaragüense.
En el marco de su gira a Brasil, Santos se reunirá con su colega, Antonio Patriota; el asesor presidencial, Marco Aurelio García; el ministro de Minas y Energía de Brasil, Edison Lobão y el presidente de Electrobras, José da Costa Carvalho Neto, detalló la fuente.

La cooperación
Brasil ofreció financiación para la construcción de la represa hidroeléctrica de Tumarín, ubicada en el litoral sur del Caribe en Nicaragua, que tendrá capacidad para generar 220 megavatios, un coste de 806 millones de dólares y cuyas obras fueron adjudicadas al consorcio de capital brasileño Eletrobras y Queiroz Galvao.

La cooperación bilateral también incluye el apoyo de Brasil para la reconstrucción de Nicaragua tras los desastres naturales que ha sufrido el país centroamericano en los últimos años y que se ha traducido en el envío de ayudas por 850 millones de dólares, según informó desde Brasilia la Cancillería de ese país.