•  |
  •  |

Con la actividad del partido de gobierno en la que estudiantes fueron enviados en uniforme escolar a marchar con la bandera rojinegra con propaganda alusiva a Daniel Ortega, se violaron la Ley General de Educación, el Código de la Niñez y la Adolescencia, así como la ética electoral, según organizaciones de derechos humanos.
Denis Darce, Director de proyecto y capacitación de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, señaló que el Día Nacional de la Bandera se supone que debería ser para promover valores cívicos, morales, el respeto a las diferentes maneras de pensar y a la Constitución, pero la utilización de estudiantes de 16 colegios en uniforme azul y blanco y escarapelas, bajo el beneplácito abierto del Ministerio de Educación, es manipulación partidaria de la niñez y la adolescencia.

Bandera debería estar a media asta
“Ante esto se debería de izar la bandera a media asta, de luto por el entierro de los valores cívicos. La ley General de Educación, como parte de los principios de la educación señala que la misma debe ser creadora de valores humanísticos, con una formación de los derechos humanos, de solidaridad, paz, ejercicio de tolerancia y pluralismo”, comentó Darce.
Mencionó que aquí se violentaron diferentes leyes, entre estas la mencionada Ley General de Educación, el Código de la Niñez y las normas éticas de la campaña electoral, según sus articulados, entre estos el proselitismo político por parte de las instituciones estatales.

El ocaso de las escuelas
Por su parte, Norwin Solano, abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, destacó que los estudiantes llegan a los colegios a desarrollar conocimientos académicos, por la formación cívica e individual del ser humano, pero lamentablemente en el contexto actual se ve la limitación de la independencia de pensamiento.
“Ya las escuelas no son estrictamente templos de discusión académica, sino que en su mayoría los han transformado en lugares de promoción de actividades estrictamente partidarias”, alegó Solano.
Señaló que, a pesar de que no hay denuncias por parte de los padres de familia por temor a represalias contra sus hijos en los centros escolares, en talleres de educción popular han conocido, por parte de los líderes comunales, la manipulación de sus hijos en las actividades político partidarias y la entrega selectiva de cédulas de identidad.
“En las actividades partidarias hasta toman lista y los obligan bajo el sistema de regalo o castigo. Puntaje mayor para el que asiste o menos para el que no”, dijo el abogado.

Anti-ético
El exministro de Educación en los años 80 y analista político, Carlos Tünnermann Bernheim, reprobó desde todos los ángulos posibles la “manipulación” de los estudiantes de secundaria que participaron el jueves en un acto partidario del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.
Tünnermann considera que más que una violación legal fue acto anti-ético, porque si hubiesen marchado sin uniforme azul y blanco “sería menos censurable”, en ese sentido opina que se debió incluir en el Reglamento de Ética Electoral una prohibición que sancione la utilización de los estudiantes, jóvenes y adolescentes en actos partidistas, con el objetivo de hacer proselitismo político a favor de un candidato presidencial.