•  |
  •  |

Conforme con el artículo 19 de la Ley Electoral, en sus numerales cinco de los acápites a) y b), correspondientes a las atribuciones, los Consejos Electorales Departamentales, regionales y municipales, respectivamente, “adoptarán las medidas necesarias para garantizar el buen desarrollo y culminación de las elecciones en sus correspondientes circunscripciones”, medidas que incluyen el nombramiento de funcionarios técnicos de verificación y cedulación.

Sin embargo, el presidente y representante legal de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Alejandro Mejía Ferreti, denunció la violación de esta disposición por parte del Consejo Supremo Electoral, CSE, al que acusó de “bloquear” los nombramientos que han hecho los presidentes de CED, CER y CEM, -que pertenecen a esta agrupación política-, de técnicos de verificación y cedulación.

ALN se siente boicoteada
Según Mejía Ferreti, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, pretende el control total, nombrando a personas afines en estos cargos que, por ley, solo los presidentes de los consejos electorales están facultados para realizar, sobre todo, previo al proceso de verificación ciudadana, previsto para los días sábado 23 y domingo 24 de julio próximos.

Mejía Ferreti insistió en que las altas autoridades del CSE “están boicoteando” los nombramientos que los presidentes de CED, CER y CEM, que pertenecen a la ALN, están realizando en sus respectivas instancias. Mejía Ferreti dijo que el CSE no da ninguna razón válida para impedir o, en su defecto, cancelar los nombramientos realizados por los funcionarios.

Sin logística

El dirigente de ALN señaló que a los presidentes de los CED y CEM también se les ha impedido hacer uso de los recursos materiales de esas instancias y que, incluso, ni siquiera les permiten usar los vehículos ni las oficinas que, en virtud del cargo, deberían tener asignados.

Mejía Ferreti expresó su doble preocupación por esta situación. Primero, dijo, la gravedad que representa la falta de nombramiento de técnicos que gocen de la confianza de los presidentes de los CED, CER y CEM de cara al proceso de verificación y cedulación. Y, segundo, el hecho de que los nombramientos de estos funcionarios que está haciendo directamente el CSE -violando la Ley Electoral-, son a favor del partido de gobierno y que por ello se culpe de cómplice a la ALN.