Matilde Córdoba
  •  |
  •  |



La Contraloría General de la República confirmó que el candidato a alcalde de Jinotega por el Frente Sandinista, Leónidas Centeno, entre 2003 y 2006, mientras fue diputado propietario, entregó a su esposa casi un millón de córdobas de la partida que se le asigna a cada legislador, tal como lo reveló EL NUEVO DIARIO meses atrás.

El informe ejecutivo elaborado por la Dirección de Auditorías Especiales de la Contraloría, iniciado en enero de este año, indica que Centeno no rindió cuentas debidamente de los 480,798 córdobas que se le asignaron en concepto de “ayuda para becas” durante cuatro años.

“No adjuntó a las rendiciones de cuenta las facturas y/o recibos oficiales de caja, como establece el III procedimiento, numeral 7, de las normas y procedimientos para el programa de becas otorgadas por los parlamentarios propietarios”, establece el segundo punto del informe.

Más irregularidades
La auditoría confirma también que Centeno benefició a su esposa, Aura María Zeledón, durante todo el período que fue diputado ante la Asamblea Nacional. Los desembolsos en concepto de “proyectos para ayudas económicas” solicitados por Centeno a la Secretaría Ejecutiva de la Asamblea Nacional a nombre de Zeledón suman 946,267 córdobas.

El informe, que no es conclusivo, revela que Centeno rendía cuentas por el dinero que en concepto de “ayuda humanitaria” le fue dado con facturas con fechas anteriores a la emisión del cheque. Igual ocurría con los recibos de entrega de la ayuda.

En las rendiciones de cuenta se adjuntaron “recibos con membretes de la Asociación de Desarrollo Comunitario de Jinotega, los cuales aparecen entregando ayuda a la señora Aura María Zeledón Gómez”.

Centeno justificó la entrega de ayudas, que superan los dos mil córdobas, con recibos de entrega, cuando la Normativa y Procedimiento para el Uso y Manejo de la Partida Presupuestaria No Asignable a Organismos establece que en ese caso se debe justificar el desembolso con recibos y/o facturas originales o detalles del gasto.

Entre los documentos con los que rindió cuenta sobresalen “facturas a nombre del Lic. Leónidas Centeno y de la Sra. Aura María Zeledón Gómez, y no de los beneficiarios”. La Contraloría tampoco encontró “evidencias del recibido del beneficiario”.

A toda la familia
Documentos en poder de EL NUEVO DIARIO indican que con la misma partida presupuestaria Centeno benefició a sus cuñados Marlyn Teresa Zeledón Gómez, quien habría recibido en el año 2004 seis mil córdobas; mientras que Francisco Ramón Zeledón Gómez recibió tres mil 828 córdobas.

José Luis Centeno Rivera, hermano de Centeno, recibió tres mil 600 córdobas. En ninguno de los casos se detalla si ese dinero fue entregado en calidad de donación o de ayuda, tampoco especifica en qué o para qué utilizaron esos recursos.

Y hay más
Centeno actualmente es diputado suplente de José Ramón Villagra y fue destituido del cargo de secretario político de Jinotega. Cuando fue diputado propietario, Centeno pidió 300 mil córdobas al Parlamento para que una asociación restaurara el cuartel que ocupó la Decimoséptima Compañía de la Guardia Nacional en Jinotega, ahora convertido en un centro recreativo, pero la obra no se ha terminado de ejecutar.

En julio pasado, cuando fue consultado por EL NUEVO DIARIO al respecto, Centeno admitió que había invertido 50 mil córdobas en el centro recreativo, conocido por los jinoteganos como “La Loba”, aún si ser parte de la asociación que debió haber ejecutado el proyecto.