Matilde Córdoba
  •  |
  •  |


El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su homólogo de Costa Rica, Óscar Arias, clausuraron ayer la VI Reunión de la Comisión Binacional, en la que acordaron analizar mecanismos que permitan la promoción conjunta del turismo y la emisión de visas sin trámites dilatorios.

Entre los acuerdos suscritos por ambos mandatarios está la promoción de Nicaragua y Costa Rica como un solo destino turístico. La declaración conjunta contempla también la reactivación de las comisiones de trabajo en el área de migración, asuntos limítrofes, laborales, de seguridad, economía, comercio, política, salud, infraestructura y temas transfronterizos.

Los temas sobre desarrollo fronterizo serán aprobados por la Cancillería de Costa Rica y por las municipalidades fronterizas, y deberán ser expuestos en los primeros 15 días de junio.

Visas y reciprocidad
El canciller costarricense, Bruno Stagno, dijo que su gobierno espera un gesto de reciprocidad de parte de Nicaragua, ya que en junio pasado Costa Rica “flexibilizó” su posición ante Nicaragua.

En la actualidad, los nicaragüenses que tengan visas de la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá pueden entrar sin mayores complicaciones a Costa Rica. El gobierno nicaragüense, por su parte, propuso que los trámites los coordinen las agencias de turismo y que los nicaragüenses ingresen al país vecino sin costo alguno y con sólo tramitar la visa en la frontera.

Esta propuesta deberá ser analizada en una de las comisiones que reactivaron los mandatarios y que deben “trabajar a lo inmediato”, según rezan los acuerdos, que ayer fueron leídos por Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

La siguiente reunión se realizará en los primeros 15 de agosto, cuya sede será Costa Rica. En esta convocatoria las comisiones presentarán sus informes.

San Juan aparte
Ortega aseguró que el litigio que ambos países tienen por el fronterizo Río San Juan no interferirá en los acuerdos de ayer. “Eso ya está ahí”, expresó Ortega al ser consultado.

“Hay que esperar (que decida la Corte Internacional de Justicia de la Haya), mientras tanto avancemos, hay que aproximar intereses mutuos”, dijo Ortega.

Costa Rica demandó a Nicaragua en 2005 ante la CIJ, porque el segundo país no quiere que policías costarricenses naveguen armados en el río San Juan. Por esta causa las reuniones binacionales habían sido suspendidas, pero el año pasado, en la conmemoración de los Acuerdos de Paz de Esquipulas, ambos gobernantes consolidaron las relaciones diplomáticas entre ambos países.