•  |
  •  |

Centros de Verificación Ciudadana, CVC, controlados por militantes del partido de gobierno Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN; edecanes electorales escoltando con especial atención a los ciudadanos que de antemano son conocidos como partidarios y activistas del FSLN, mientras fiscales opositores fueron expulsados de la calle y hasta detenidos por los oficiales de la Policía Nacional; no entregan comprobante de verificación domiciliar, ni siquiera a quienes hicieron cambio de domicilio, “no existe” padrón de pared.

Todas estas inconsistencias además de las quejas ciudadanas, marcaron el primer día de la verificación. La gente no paró de llamar a  EL NUEVO DIARIO para reportar irregularidades y también a las emisoras que estaban trasmitiendo en vivo el proceso.  

Pese a que el viernes, durante una conferencia de prensa, el presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas, dijo que no se impediría la presencia de fiscales de los partidos políticos, participantes en la contienda, en las afueras de los CVC, estos fueron reprimidos y hasta detenidos por agentes policiales.

De distintos municipios del país se reportaron las mismas denuncias como que si se tratara del mismo lugar; o como dijo el candidato presidencial de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Enrique Quiñónez al momento de verificarse: “estas quejas no son nada nuevo, ya sabíamos que esto iba pasar, porque el Consejo Supremo Electoral, CSE,  está controlado por el FSLN”.

Funcionarios burlescos
Mientras Quiñónez hablaba, en la mesa de verificación uno de los funcionarios del CSE se reía y se burlaba de las declaraciones del candidato de la ALN, pero además, esta clase de actitudes de los funcionarios electorales, también fueron reportadas por otros ciudadanos que se quejaron porque no los quisieron verificar.

Aún así, Quiñónez se verificó exitosamente en el colegio  “Tenderí”, ubicado en la colonia del mismo nombre, donde curiosamente los miembros de la mesa de verificación usaban camisas con colores de distintos tonos de rosado o de violeta, ya sea camisas a rayas, estampadas o neutrales. En muchos CVC se repitió esta tendencia que parecía de moda entre los funcionarios electorales. Casualmente estos colores caracterizan la campaña electoral del FSLN.

Otra orientación del CSE fue no entregar la colilla comprobante de verificación, la cual en años anteriores era la prueba de que los ciudadanos se verificaron o hicieron su cambio de domicilio.

Ausencia del Padrón de pared
Igualmente, levantó suspicacias la ausencia del Padrón de pared, donde en otros años electorales la gente bien se podía buscar sin ningún problema, pero ayer los funcionarios del CSE insistieron en que eso “nunca ha existido en la verificación masiva”, solo el día de las elecciones.

Mientras las bases del CSE, en los CVC, estaban bien coordinadas para decir lo mismo o, en todo caso, quedarse callados -porque no tienen permiso de ofrecer declaraciones a los medios de comunicación-,  los magistrados de este poder del Estado aparentemente no se pusieron de acuerdo para decir lo mismo, entrando en una contradicción cuando se les cuestionó por la falta de una campaña nacional de promoción de la verificación.

El magistrado y presidente del CSE, Roberto Rivas, aseguró el viernes que no hubo una campaña publicitaria por falta de dinero, mientras su homólogo José Luis Villavicencio decía en otro lugar que eso no le correspondía al CSE.

Fiscales sin derecho a estar en las afueras de los CVC
Por otra parte, tampoco faltaron los fiscales detenidos, agredidos y expulsados por estar en las afueras de los CVC y por usar una identificación de su partido, pese a que Roberto Rivas dijo que no habría problema al respecto.

El diputado y militante del opositor Partido Liberal Constitucionalista, PLC, José Pallais Arana, además de reportar que en León se estaban produciendo las mismas irregularidades que se registraban en todos los municipios donde hubo verificación, también reportó que dos fiscales del PLC, Ernesto Lanzas y Javier Salinas, fueron alejados a empujones del CVC ubicado en la UCAN.

Los policías que replegaron a Lanzas y a Salinas también les arrancaron un brazalete que tenía las siglas del PLC. Pallais explicó que el PLC organizó un dispositivo de fiscalización externa, afuera de los CVC, a fin de recibir las denuncias de los ciudadanos.

“CVC tomados por los sandinistas”
Pallais afirmó que los CVC están “tomados por los sandinistas, quienes solo dejan pasar exclusivamente a la gente afín al partido de gobierno”.

Algunos de los fiscales del Partido Liberal Independiente, PLI, corrieron la misma suerte cuando fueron expulsados del centro escolar capitalino “José de San Martín” en el barrio Monseñor Lezcano, donde el fiscal de este partido, Carlos Pérez también fue obligado a abandonar la calle, por usar una gorra roja con el nombre de Fabio Gadea.

Otro caso fue el de Juan José González, fiscal de la alianza PLI en Tipitapa, quien fue retenido por media hora en las instalaciones de la Policía local, “por alterar el orden público en un CVC”, según declaró el capitán Roberto López.

González comentó que estaba elaborando una encuesta que reflejara la ausencia del comprobante de verificación, pero Manuel Rivas, secretario político del FSLN “me sacó junto a mi compañero, Randy Jiménez de las instalaciones del colegio y nos llevaron preso”.

Sin embargo, personas que se encontraban en ese momento dijeron no haber visto nada anormal, por lo que creen que son “mañas” políticas del FSLN. El capitán López aseguró que estos jóvenes sí cometieron alteraciones y fueron retenidos, pero no presos como aseguran las víctimas, recordando que el CSE prohíbe en este proceso emblemas de partidos políticos.

Insólitos
Entre los reportes insólitos estuvo la denuncia que hizo el ciudadano Manuel Antonio Ramírez Torres, quien habita en la colonia capitalina “Máximo Jerez”, donde los ciudadanos eran dirigidos a verificarse en la casa del coordinador de los Consejos del Poder Ciudadanos, mejor conocidos como CPC.

En un recorrido realizado por los barrios de Managua, específicamente el barrio “José Dolores Estrada”, una de las mesas de verificación ciudadana se encontraba en las afueras de un hospedaje, pues hace algunos años era un colegio y para no desorientar a la población se implementó  instalar un toldo, mesas y un par de sillas en frente del conocido motel.

*Estudiante de Comunicación Social de la UCA