•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Consejo Supremo Electoral (CSE) informó hoy de que un 52,6 % de la población se verificó en el padrón electoral para votar en los comicios de noviembre, en los que el mandatario Daniel Ortega se presentará a una polémica reelección.

El presidente del CSE, Roberto Rivas, dijo hoy a los periodistas que el pasado fin de semana se verificaron 1.735.800 personas, de un total de 3,3 millones de votantes que tiene el padrón electoral nicaragüense.

"Es un dato histórico", dijo Rivas, quien recordó que la cifra más alta de participación en ese proceso se dio en 2001, cuando acudió el 24 % de los votantes.

El pasado fin de semana el CSE realizó un proceso de verificación al padrón electoral en 138 de los 153 municipios del país. Rivas señaló que el próximo fin de semana, por diferentes motivos, se efectuará la verificación en los restantes 15 municipios de Nicaragua.

Rivas agregó que las personas podrán confirmar permanentemente la ubicación de sus centros de votación en las 153 delegaciones municipales del CSE o a través de internet.

Por su parte, el presidente Ortega dijo hoy al gubernamental portal "El 19" que "la afluencia de nicaragüenses a verificarse ha sido sin precedentes, es histórica".

Anomalías

Los partidos políticos de oposición, sin embargo, denunciaron diversas anomalías en el proceso de verificación.

El candidato liberal opositor a la presidencia, Fabio Gadea, acusó hoy al CSE de ser "complaciente" con el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) por permitirle colocar propaganda partidaria en los centros de verificación.

Además, criticó a las autoridades por no entregar ningún documento o colilla a los ciudadanos que certifique su verificación.

Por su parte, el candidato a la presidencia por Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Enrique Quiñónez, afirmó hoy ante periodistas que el CSE "está controlado" por el FSLN, por lo que no resuelve las anomalías.

Asimismo, un director de un organismo de observación local, Instituto para el Desarrollo de la Democracia (Ipade), Harry Chávez, dijo a periodistas que también existió "una actitud de amenaza" y denunció que algunos de sus supervisores fueron expulsados de los centros.

En las elecciones presidenciales de noviembre Ortega buscará la reelección frente a una oposición fragmentada en cuatro frentes, que denuncia que esa postulación es un "golpe a la democracia".

Ortega logró optar por un segundo mandato consecutivo después de que magistrados sandinistas de la Corte Suprema de Justicia declararon inaplicable la norma constitucional que prohíbe la reelección inmediata.

Unos 3,3 millones de nicaragüenses están convocados para elegir el 6 de noviembre a su presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 ante el Parlamento Centroamericano.