•  |
  •  |

Las frecuencias que operaron los miembros de los CPC y de la Juventud Sandinista en los municipios y comarcas del departamento de León, a través del Sistema de Alerta Temprana, SAT, son asignadas a Sinapred, según lo confirmaron funcionarios de Telcor.

Las frecuencias 151325 y 147900 tienen una potencia de 130 a 160 Khz., y son un centro de repetición que están ubicadas en el Pacífico, en este caso en el Volcán Casitas, para atender la zona norte del país, y operan en la banda VHF, dijo una funcionaria de Telcor que por razones obvias pidió no ser identificada.
El mayor Gustavo Ramos, jefe de Defensa Civil en León, confirmó que la red de radio bases, del Sistema de Alerta Temprana (SAT), que asciende a más de 300 equipos, instalados desde hace varios años, en las distintas comunidades del Occidente del país, carecen de restricciones, y fácilmente pueden ser violentados, por cualquier aficionado.

Frecuencias son públicas
Las 151-325 (receptora) y 147-900 (transmisora) por ser frecuencias abiertas pueden ser escuchadas por cualquier ciudadano que posea un receptor y que tenga conocimientos de la radiocomunicación, por lo tanto, las denuncias de abuso del SAT por parte de los CPC y Juventud Sandinista fueron hechas por los operadores de radiocomunicadores que lograron captar las coordinaciones de los simpatizantes del FSLN.

Por tal razón los radiocomunicadores se molestaron al escuchar que el SAT estaba siendo ocupado por los CPC y Juventud Sandinista para obtener información de los ciudadanos que estaban verificándose en los municipios y comarcas de León.

“Nosotros no podemos dar ningún pormenor de esta información, porque, es un sistema de canal abierto que cualquier persona puede rastrear o monitorear, no podemos decir a ciencia cierta qué personas fueron, hay radioaficionados que pueden incursionar fácilmente a las frecuencias, y pueden decir cualquier cosa”, detalló el mayor Gustavo Ramos, al referirse a la situación ocurrida en algunas comunidades del departamento de León, durante el proceso de verificación, que impulsó.

No obstante, quienes se encargaron de hacer el llamado de atención a los miembros de la Juventud Sandinista y CPC fueron los mismos radiocomunicadores para advertirles que el uso de los “wokitokis” es para operaciones de emergencia; al instante los orteguistas respondieron con amenazas.

 

Una muestra

“* Te copio fuerte y claro Léster, fuerte y claro está todo bien
- Ok… ¿Sauce está funcionando el puesto mando de la juventud?
*Está funcionando, está funcionando
-Que se pongan las baterías mañana que van a ser supervisados, que busquen más gente si tienen pocos que busquen más chavalos
*Ok ok copiado”, se escuchaba en las comunicaciones que hacían los miembros del FSLN.