•  |
  •  |

Solo el 18 por ciento de los ciudadanos aptos para votar asistió a verificarse los días 23 y 24 de julio pasado, según el segundo informe sobre el proceso electoral del 2011 emitido por el Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, lo cual contrasta totalmente con lo dicho por el presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas, en el sentido de que a nivel nacional se verificó un millón 794 mil 400 ciudadanos, lo que representa una participación del 53 por ciento.
El director ejecutivo del Ipade, Mauricio Zúñiga, señaló que este organismo observó el proceso de verificación en 572 Centros de Verificación, CV, ubicados en 89 municipios del país, encontrándose que 142 mil 171 personas asistieron a los CV, al contrastar esa cantidad con el Padrón Electoral -que es de 788 mil 156 votantes en esos 572 CV-, el resultado de participación es del 18 por ciento.

Muestra aceptable

Según los datos presentados, los 572 CV observados representan una muestra aceptable del 13 por ciento del total de CV de todo el país, que es de 4,296 centros, por lo que Zúñiga no se explica de dónde el Presidente del CSE ha obtenido esa cifra de 53 por ciento de participación ciudadana en el proceso de verificación.

El documento indica que del total de ciudadanos que asistió a los CV, 126 mil 867  (89.2%) verificaron que se encontraban incluidos en el Padrón Electoral que les corresponde, mientras que 9,262 electores (6.5%), realizaron el cambio de domicilio, y 6,042 (4.2%), asistieron, pero no realizaron ninguno de los dos trámites.

“Si se dividen estos 126,867 casos entre los 788,156 inscritos en esos mismos centros, según el padrón 2008, se obtiene una tasa de participación efectiva del 18.0, por ciento”, establece el informe a manera de conclusión.

Aunque pudiese parecer contradictorio, la participación en el proceso de verificación fue mayor en el área rural, que en la urbana. Según el monitoreo de observación, “en el área urbana, la tasa de participación fue del 14.2%, frente al  27.2% del sector rural”.

Abuso de bienes del Estado en aumento
El segundo informe de observación al proceso electoral 2011 del Ipade da cuenta del incremento paulatino en el uso y abuso de los recursos y bienes del Estado por parte del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, con fines proselitistas y, particularmente, las alcaldías encabezan la lista, seguida de otras instituciones como el Ministerio de Educación, Ministerio de Salud y otros.

Según el documento, de 101 municipios monitoreados y en las que se pudo obtener información, en 51 (50.5%), se abusa de los bienes del Estado para propaganda política a favor del partido de gobierno, particularmente la disposición de carteles, mantas y otro tipo de material proselitista en entidades estatales, alcaldías y vehículos.

La utilización de bienes del Estado para campaña partidaria a favor del FSLN ha ido en aumento. En marzo, este abuso alcanzaba el 36.5 por ciento; en abril llegó al 47.8; en mayo fue del 49 por ciento y en junio llegó al 50.5 por ciento.