•   Ocotal/ Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |

Más de 600 ciudadanos de Quilalí, simpatizantes de la alianza PLC-PC se agolparon la mañana del último martes frente a las oficinas del Consejo Electoral Municipal, CEM, desesperados porque no les entregan su cédula ni les atienden solicitudes de ingreso al Padrón Electoral, presión que amenaza con crecer en los próximos días.

El alcalde Marvin Osmín Herrera Corrales, Presidente Municipal del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, expresó que la gente está perdiendo la paciencia ante la indiferencia de los funcionarios del Consejo Supremo Electoral, que siempre les ponen peros para entregar el documento “que es un derecho ciudadano”, acotó.

Dijo que el martes pasado, a un grupo de jóvenes se les negó la atención porque los funcionarios del CEM adujeron la carencia de papelería. “Los muchachos insistieron y volvieron el viernes, y les repitieron lo mismo”, dijo.

Funcionarios se escoden
El martes último, desde comarcas muy lejanas se dejó venir la multitud y se apostó frente a las oficinas del CEM, donde gritaron por su documento de identidad. “Y no permitieron que salieran a almorzar, viéndose obligados a entregar cédulas que tenían engavetadas”, añadió.

Agregó que Córdoba se comprometió a llenar más formularios a partir de este jueves, después que el CED les entregara la papelería, pero éste había viajado a Ocotal, y desconocía si iba a cumplir sus promesas.

“Queremos que los funcionarios del Consejo atienda este reclamo, porque muchas mujeres y hombres han venido varias veces, caminando a pie y aguantando hambre”, explicó el edil.

Las protestas campesinas se extendieron hasta los pueblos neosegovianos luego que la semana anterior comenzaron en los municipios de la profundidad montañosa de Jinotega.

Ayer mismo se reportaron similares protestas en Rancho Grande, Waslala y amenazan en otros municipios del centro del país.

CEM cede a protestas y comienza a cedular

El Consejo Electoral Municipal, CEM, inició la tramitación de cédulas, tras protestas en las calles por parte de simpatizantes de partidos opositores, que demandaban este servicio a los funcionarios electorales.

“Ya todo se normalizó. Comenzaron a cedular a la gente”, dijo Nelson Medina Mayorga, representante legal del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, en el departamento.

Con la misma finalidad, grupos de ciudadanos, dirigidos por el PLC y PLI-MRS, han estado realizando presiones en Murra, Jícaro, Jalapa, Wiwilí, Macuelizo y Santa María, donde según Luis Emilio Bustamante, representante legal y vocero departamental del PLI, los técnicos del CEM “solo les dicen que no hay papelería”.