•  |
  •  |

El Gobierno de los Estados Unidos otorgó a Nicaragua una dispensa, comúnmente conocida como “waiver”, de un año de duración a la aplicación de la disposición legal que prohíbe la ayuda bilateral de los Estados Unidos y su apoyo en el otorgamiento de préstamos por parte de instituciones financieras internacionales a aquellos países en donde los ciudadanos estadounidenses no hayan recibido del gobierno local una indemnización adecuada y efectiva por sus reclamos de propiedades confiscadas.

Según una nota de prensa emitida ayer por la Embajada de Estados Unidos en Managua, Nicaragua está entre esos países exentos temporalmente de la  prohibición de ayuda que dispone la sección 527 de la Ley de Autorización de Relaciones Exteriores de 1994 y 1995 y que se aplica a todo país que se encuentre en las mismas condiciones, “no solo a Nicaragua”, aclara la nota oficial.

Por un año
“La dispensa, efectiva por un año hasta el 29 de julio de 2012, se fundamentó en los esfuerzos realizados por el Gobierno de Nicaragua para dar solución a los reclamos de propiedad de los ciudadanos estadounidenses y el interés nacional de los Estados Unidos”, se lee en la nota oficial.

Según la comunicación de la Embajada, “el Gobierno de los Estados Unidos solo puede contar como casos ‘resueltos’ aquellos en los que el bien reclamado haya sido recuperado o en los que se haya firmado un finiquito, luego de haber sido indemnizado”, en alusión a los casos de reclamos de propiedad de parte de ciudadanos estadounidenses que Nicaragua haya resuelto satisfactoriamente.

“En total, de julio de 2010 a julio de 2011, 62 casos, pertenecientes a 24 ciudadanos estadounidenses, fueron resueltos”, señala la nota oficial de prensa.

Vehemente llamado al gobierno
Sin embargo, agrega la nota, “a pesar de los avances registrados, aún existen 426 reclamos de propiedad de ciudadanos estadounidenses pendientes de solución”.

Además, advierte, “la concesión de una nueva dispensa o ‘waiver’ estará sujeta a la exitosa resolución de un número significativo de reclamos, incluyendo la devolución o indemnización de propiedades bajo el control de entidades del Gobierno de Nicaragua”.

“De igual manera, el Gobierno de los Estados Unidos insta vehementemente al Gobierno de Nicaragua a resolver las transgresiones a los derechos de propiedad privada de los ciudadanos estadounidenses, cuyo número se ha incrementado recientemente”, agrega la nota.

Según la nota de prensa, “el Gobierno de los Estados Unidos espera en el futuro obtener la resolución de los casos de propiedad de ciudadanos estadounidenses todavía pendientes y una atención a todos los demás problemas de propiedad que están enfrentando en la actualidad”.