•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Guatemala rechazó ayer sábado un recurso planteado por abogados de la precandidata presidencial del oficialismo, Sandra Torres, para que se le permita participar de las elecciones generales en septiembre próximo.

El fallo fue dado a conocer por el presidente de la CSJ, Luis Archila, quien sostuvo que el pleno de magistrados resolvió que Torres “tiene impedimentos legales para participar en esta contienda electoral debido a que fue esposa hasta abril pasado del presidente de turno de Guatemala, Álvaro Colom”.

El amparo fue planteado por la coalición oficialista UNE-Gana, luego de agotar varios procedimientos después que el Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Guatemala rechazara la inscripción de Torres como presidenciable del oficialismo.

Doce de trece magistrados vitan no

Archila explicó que 12 de los 13 magistrados rechazaron la solicitud de Torres al considerar que “es aplicable el artículo 186 por el vínculo que mantuvo con el Presidente de la República. Se considera que ese parentesco existe con el actual presidente independientemente de que se haya divorciado”.

El presidente de la CSJ subrayó que los magistrados consideran que “sí existió fraude de ley porque (Torres) se divorció con el fin de evadir la prohibición constitucional”.

Hasta el momento los dirigentes políticos no se han manifestado en torno al tema. Sin embargo, en reiteradas ocasiones han anunciado que llegarán hasta las últimas consecuencias para lograr la inscripción de Torres, por lo que en las próximas horas estarían apelando la resolución de la CSJ ante la Corte de Constitucionalidad (máxima instancia judicial del país).

Cuestionan resolución
El viernes pasado Torres y sus abogados se presentaron en una audiencia en la que expusieron sus argumentos para que la CSJ autorizara su inscripción, diligencia a la que fue acompañada por miles de seguidores que le esperaron en las afueras del Palacio de Justicia.

Durante la audiencia Torres aseguró que las autoridades electorales “emitieron una resolución política y no legal” al haberle rechazado a principios de julio su inscripción sin haberla citado, escuchado ni vencida en un juicio. Además, sostuvo que la decisión de divorciarse de Colom fue por motivos personales y no políticos.

“Se pretenden violar mis derechos políticos y los de más de un millón de personas que me pidieron que fuera su candidata presidencial”, argumentó Torres ante los 13 magistrados de la CSJ.

El 11 de septiembre próximo más de 7 millones de guatemaltecos podrán acudir a las urnas para elegir presidente y vicepresidente, 333 alcaldes, 158 legisladores y 20 diputados al Parlamento Centroamericano, Parlacén.