•   OCOTAL, NUEVA SEGOVIA  |
  •  |
  •  |

La batalla por obtener la cédula de identidad continúa en los 12 municipios de este departamento, por centenares de ciudadanos no afectos al partido de gobierno, que se aglomeran frente a las oficinas de los Consejos Electorales Municipales, CEM.

Ayer lunes creció la tensión en la entrada principal de las oficinas electorales en Wiwilí, donde unas 100 personas amarraron las puertas del local para no permitir la salida de los funcionarios y de esa forma presionarlos en la entrega de la cédula de identidad.
Una fuente policial informó que la actividad era dirigida por el alcalde Denis Quiñónez, el exedil Octavio Ramos y el concejal liberal Bayardo Juárez.

En tanto, en Quilalí, Nelson Medina Mayorga, representante legal del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, manifestó su insatisfacción ante la medida de las autoridades del CEM, de atenderlos únicamente en cuotas diarias de 50 ciudadanos.
“Trucos para evitar cédula antes de noviembre”

Luis Sarantes Marín, del Partido Liberal Independiente, PLI, de El Jícaro, denunció una medida similar que aplica el CEM de ese municipio, en donde grupos de jóvenes tienen que caminar varias horas y aguantar hambre, ya que provienen de comarcas alejadas del casco urbano.

También denunció que los funcionarios del CEM solamente están entregando la colilla de inscripción a los afines al FSLN. “Lo confirmamos cuando mandamos de forma infiltrada a varios liberales que se hicieron pasar como sandinistas”.

En Macuelizo
Unos 40 jóvenes, según la Policía de Macuelizo, intentaron tomarse el CEM ante el desinterés de los funcionarios de atenderles sus demandas. La protesta es dirigida por los opositores locales Nelson Cerda, Álvaro Gutiérrez, Arturo Núñez, Cástulo Ferrera y Alberto Ponce. Otro de los activistas dijo por teléfono a EL NUEVO DIARIO que la Policía les impidió acercarse al local para hacer las respectivas solicitudes.

En Ciudad Antigua, el lunes último, la cuadra donde está el CEM estaba llena de campesinos que pedían a gritos la entrega de su cédula, sin lograr una respuesta de los técnicos, por lo que amenazaron con llevar más gente para “tomarse” las oficinas.

Autoridades electorales “mudas”
Tampoco ha sido fácil contactarse con el presidente del Consejo Electoral Departamental, CED, Juan Ramón Vílchez Ardón, para solicitar su opinión o información respecto a la cedulación. No se le encuentra en su oficina ni responde a su teléfono. En la sede del CED ningún funcionario se siente facultado para atender a los periodistas.

Persecución en San Fernando
Los activistas liberales de San Fernando Jorge Luis Ortez Urbina, Tomás Ortez y Frania Ortez, denunciaron ser objeto de persecución tras los sucesos del pasado 27 de julio, cuando desconocidos lanzaron una granada de mano a la Alcaldía e intentaron quemar las oficinas del CEM.

“Desde que ocurrieron esos hechos que rechazamos y condenamos, se paran frente a mi casa personas de la Inteligencia militar del Ejército y la Policía, y tengo temor por mi familia”, dijo Tomás Ortez.

Por su parte, Frania Ortez, dirigente de la Juventud Liberal en este municipio, dijo que fue visitada por agentes policiales, quienes le comunicaron que él otros jóvenes estaban bajo investigación como sospechosos de los atentados.

Se consideran perseguidos políticos
“Me dijeron que una noche antes de los hechos, fueron vistas unas motocicletas frente a mi casa, y que allí estábamos planificando los ataques, cosa que es falso”, dijo la joven activista de la alianza PLI-UNE.

Agregó que repudian y condenan actos violentos, pero que como opositores al actual gobierno, continuarán denunciando los atropellos y seguirán demandando la entrega del documento de identidad.

La tarde del sábado último, Nelson Medina Mayorga junto con otros tres correligionarios fueron requisados en el momento que estaban sentados en el Parque Central de Ocotal, frente a la Alcaldía.

Los agentes exigieron que les mostraran las cédulas, a lo que ellos se opusieron “porque consideramos es un abuso de autoridad. Somos personas reconocidas en la ciudad, y están practicando la persecución política”, espetó.