•  |
  •  |

Los miembros de la Alianza UNE del Partido Liberal Independiente, PLI, anunciaron que su “correligionario y amigo” Alejandro Solórzano fue encontrado “solvente” en las investigaciones sobre crímenes financieros y, a la vez, descalificaron a todos aquellos que lo criticaron y acusaron cuando estaba siendo investigado por el FBI

Solórzano, quien es diputado ante el Parlamento Centroamericano, Parlacén, y candidato a reelegirse en ese cargo bajo la bandera de la Alianza PLI, fue detenido en Estados Unidos el 11 de junio pasado y estaba siendo investigado por el FBI, pero actualmente las autoridades judiciales del Estado de Florida, Estados Unidos, “desestimaron” la acusación contra él.

Lo que dijo la Corte
Según el documento oficial de la Corte de Distrito Sur de Florida, el cual contiene el “Caso 1:97-cr-001136-ASG”, “con base en la Regla 48 (a) de las Reglas Federales de Procedimiento Criminal y por resolución de la Corte aquí relacionada, el Fiscal de los Estados Unidos, del Distrito Sur de Florida a través de la presente, desestima sin perjuicio, la acusación en contra del demandado arriba mencionado (Alejandro Solórzano)”, se lee en el único párrafo.

El documento está firmado y presentado por Walter A. Ferrer, Fiscal de los Estados Unidos y refrendado por Allan S. Gold, Juez de la Corte de Distrito de los Estados Unidos y fechado el primero de agosto del año en curso.

“Solórzano está libre y viene a Nicaragua”
El candidato presidencial de la Alianza PLI, Fabio Gadea Mantilla, anunció ayer en conferencia de prensa que su “amigo y correligionario Alejandro Solórzano está libre” y llega hoy a Nicaragua procedente de Estado Unidos.

“Todo lo que hablaron de que era agente del narcotráfico, de que era compañero mío de cuarto, de que yo dormía con él, y de que parte de la campaña era pagada por el narcotráfico, todos esos señores que hablaron eso y que ahora están aliados con el PLC, van a tener que tragarse sus palabras”, dijo Gadea.

El diputado Eduardo Montealegre fue más específico, y recordó lo que dijeron los  políticos Arnoldo Alemán, Alejandro Bolaños y Alfredo César, o que “inventaron” sobre Solórzano, aprovechando su condición en Estados Unidos.

En ese sentido, Montealegre considera que Solórzano tiene todo el derecho a demandarlos legalmente por injurias y calumnias, aunque aclaró que esa será una decisión personal.

El concejal capitalino Luciano García afirmó que “nunca hubo un caso” en contra de Solórzano, y “ni siquiera” se le formularon cargos durante las investigaciones.

Alejandro Bolaños insiste con “transacción financiera irregular”
Por su parte, el diputado y presidente del Partido Conservador, PC, Alejandro Bolaños Davis, dijo: “Bendito sea para él (Solórzano) que salió bien librado en Estados Unidos”, pero que aquí en Nicaragua lo está esperando para que explique las anomalías financieras que se cometieron en 2009, en alusión a una transferencia de 50,000 dólares del Belice Bank, realizada el 3 marzo de 2009, cuando Solórzano fungía como Secretario de Asuntos Electorales del PC.

Bolaños insistió en pedirle explicaciones a Solórzano sobre dicho caso, porque considera que está actuando de manera profesional al denunciarlo y porque tiene el deber de defender los intereses del PC.

¡Imagínense..!
El candidato presidencial de la Alianza GANA del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Arnoldo Alemán, se alegró porque Solórzano venga a Nicaragua y se reúna con su familia, porque se imagina lo doloroso que es estar en esa situación.

Pero también se imaginó cómo sería si él hubiese demandado “a todos los que lo acusaron después de haber sido absuelto por una corte federal de Atlanta y en Panamá, y aquí en Nicaragua todavía muchos me injurian”, dijo en referencia a la posibilidad de que Solórzano decida demandar por injurias y calumnias a quienes lo descalificaron en Nicaragua.

“Me alegro porque hay justicia. Aquí dicen que fue un pacto con Daniel por eso me absolvieron, allá fue un pacto con George Bush y después con Martinelli, pero cuando son ellos ahí sí”, agregó Arnoldo Alemán sobre el mismo caso.

(Con la colaboración de Arlen Pérez)