•  |
  •  |

Los miembros de la Alianza UNE del Partido Liberal Independiente, PLI, se reunieron con los directivos de la Cámara Nacional de Turismo, Canatur, a quienes les presentaron sus propuestas en ese ámbito.

El candidato a vicepresidente por la Alianza PLI, Edmundo Jarquín, dijo al concluir el encuentro que reconoce el potencial del turismo porque considera que es “el motor de Nicaragua”.

“Vemos al turismo como el sector con mayores encadenamientos verticales y horizontales, y por tanto, con el mayor potencial para generar empleos de calidad”, manifestó Jarquín, quien es especialista en temas económicos.

Según las declaraciones del aspirante vicepresidencial, la propuesta de la Alianza PLI recibió sugerencias, puntos de vistas y críticas de los miembros de Canatur, e igualmente Canatur proyectó sus principales problemáticas.

En ese sentido, se habló de la inseguridad jurídica y trabas procedimentales en Migración y Aduanas, los cuales son obstáculos que se pueden resolver con voluntad política, aseveró Jarquín.

Por otra parte, Jarquín dijo que se deben continuar algunos proyectos iniciados por el actual gobierno, porque es necesario “terminar con el ciclo perverso de que cada nuevo gobierno empieza de cero”.

Por su parte, la presidenta de Canatur, Lucy Valenti, explicó que la inseguridad jurídica en el país es una situación en la que siempre han insistido que se debe resolver, porque existen proyectos “importantes” que no terminan de establecerse por el problema de la propiedad.

Negativos antecedentes de inseguridad jurídica
Sobre la inseguridad jurídica que afecta la inversión y el turismo en Nicaragua, Edmundo Jarquín mencionó los casos del Complejo “Marina Puesta de Sol” ubicado en el Occidente del país, donde el inversionista tiene una resolución judicial a su favor y no le han resuelto la legalización de las propiedades. Y el caso del  complejo turístico “Piedras y Olas Hotel”, que también está en conflicto porque las propiedades que fueron vendidas a un extranjero inversionista, luego resultó que eran de una sociedad anónima.

Politización del turismo
También dijo que es negativa la politización y partidización del turismo como lo hace el gobierno, cuando por “estricta preferencia política” gasta recursos para ir a promover el turismo a Bolivia o a Venezuela, cuando el verdadero mercado es Estados Unidos o los países centroamericanos.