•  |
  •  |

Para el director ejecutivo del Grupo Cívico Ética y Transparencia, Roberto Courtney, los sucesos de San Fernando “representan el colapso del sistema electoral”, que bajo el control de simpatizantes del partido de gobierno no dan respuesta a la demanda de cédula de la ciudadanía y menos a quienes son seguidores de los partidos opositores.
Según Courtney, en lugar de una instancia administradora del proceso electoral, el sistema está encabezado “por activistas y candidatos (del Frente Sandinista) que están agenciando el triunfo de su partido desde la institución electoral, lo que provoca un enorme problema a la hora de los conteos, pero también se manifiesta en este tipo de fenómenos (como el de San Fernando)”, señaló.

PLI culpa al CSE
En tanto, la Alianza PLI-UNE culpó al CSE por los brotes de violencia que vivió la población civil en San Fernando, alegando que las razones de tal enfrentamiento se debieron a la irracional e ilegal actitud del Poder Electoral de no entregar las cedulas de identidad a los ciudadanos que las demandan.
“Esta es una propuesta ciudadana, es la ciudadanía nicaragüense la que está siendo afectada en un derecho fundamental, que es el derecho a la identidad ciudadana”, destacó Mauricio Díaz, Fiscal nacional de esa alianza política.
La Alianza Liberal, denunció también el control del gobierno en las gestiones del documento de identidad, el cual es ilegal e ilegítimo.

UCD llama a no suspender cedulación
Mientras, la Unión Ciudadana Democrática, UCD, considera que los hechos acaecidos en San Fernando son originados por la entrega sesgada del documento de identidad por parte de las autoridades de facto del CSE. Hacen un llamado a este poder del Estado para que no suspenda este 8 de agosto el trámite de cedulación, puesto que la cedula es un requisito indispensable para el ejercicio de múltiples derechos ciudadanos.