•  |
  •  |

Ochenta y dos jóvenes de ojos castaños y miradas humildes, gorras y botas de hule es la característica más común entre ellos, casi todos originarios de la micro-región llamada Ayapal, ubicada en el municipio de San José de Bocay, Jinotega.

Llegaron ayer a la capital para solicitar su cédula de identidad, porque aunque están claros de que el trámite de ese documento tiene que ser en la dependencia electoral municipal, aseguran que los funcionarios les niegan el documento, argumentando que no hay material para hacer cédulas.

Estos jóvenes entre 16 y 25 años de edad, y un señor de 57 años, admiten que fueron ayudados por el alcalde liberal de San José de Bocay para trasladarse a Managua, pero insisten en que su necesidad es real porque no tienen su cédula y la requieren para diversos trámites.

Verdadero suplicio
Desde el mes pasado estos mismos jóvenes han bajado de sus comunidades, ubicadas en la montañas de Jinotega, para tramitar el documento en el Consejo Electoral Municipal, CEM, de San José de Bocay, donde han esperado, reclamado, exigido y protestado, pero la respuesta ha sido siempre la misma: “no hay material para hacer la cédula”.

Uno de los acontecimientos registrados por los medios de comunicación, fue el ocurrido el pasado lunes 18 de julio, cuando llegaron al CEM de San José de Bocay con partida de nacimiento en mano, pero no era la primera vez que lo hacían. Todos aseguran que han ido por lo menos dos veces desde que cumplieron los 16 años.

Incluso la periodista de EL NUEVO DIARIO, Silvia González, quien le ha dado cobertura a esas denuncias, actualmente es sujeta de amenazas de un activista radical orteguista, por publicar la nula entrega de cédulas en ese municipio.

Sin embargo, el vocero del Consejo Supremo Electoral, CSE, Félix Navarrete, insistió ayer en que este grupo de personas es manipulado por partidos políticos opositores, aunque las denuncias sobre la ineficiente y parcializada entrega de cédula es un problema generalizado en todo el país.

“Esta es una serie de manipulaciones que algunos sectores están haciendo en contra de la institución electoral, dijo Navarrete, agregando que la atención es normal en las sedes municipales.

Indignados con reacción oficial
Darwin Flores Palacios, responsable del Área de Desarrollo Económico Local de la Alcaldía de San José de Bocay, reaccionó indignado a las declaraciones de Navarrete, afirmando que ninguno de estos jóvenes vino a la capital a promover banderas políticas, pero advirtió que la necesidad de la gente está creando un descontento generalizado, porque les niegan un derecho ciudadano fundamental que es tener la cédula de identidad.

Advertencia: “La guerrilla comienza en comunidades humildes”
En ese sentido, Flores Palacio dijo que la desesperación de la gente los puede llevar a episodios de violencia que pensaban ya superados, porque la zona de San José de Bocay fue uno de los bastiones de la contra y la guerrilla.
“Hay algo muy crucial en San José de Bocay, Ayapal, que la guerrilla comienza en esas comunidades humildes, donde no hay atención para esta gente, cualquier guerrilla puede comenzar de allí de nuevo”, aseguró Flores.
También expresó que históricamente en esa zona el voto nunca ha favorecido al partido de gobierno Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, por eso solo tienen cedulados a sus simpatizantes. Agregó que en San José de Bocay tienen contabilizadas 10 mil personas, entre jóvenes y adultos que no tienen cédulas.

El problema no es por plata: “Cobren los 300 córdobas”
Los 82 jóvenes llegaron a Managua más que a protestar, a tratar de tramitar u obtener su cédula, aunque eso les costara 300 córdobas. El alcalde de San José de Bocay, Erlis Walter Torres Úbeda, los financió con 17 mil córdobas destinados para el bus en el que se trasladaron a Managua, ubicada a aproximadamente 280 kilómetros de su municipio, pero ellos tenían que llevar para su alimentación y los 300 córdobas de la cédula.

Viajaron 24 horas, salieron un día antes de San José de Bocay y llegaron a las 10 de la mañana a la capital. Finalmente, antes de las 12 del  mediodía, los dejaron pasar por turno al complejo electoral, donde aparentemente registraron cada caso y les prometieron que sus cédulas serán enviadas al CEM de San José de Bocay, aunque no les dieron fecha. Les tomaron huellas digitales, pero no les dieron una colilla o un documento supletorio para probar que su documento ya está en trámite, como generalmente se hace.

Ayer mismo, en declaraciones a un medio de comunicación oficialista, el presidente del CSE, Roberto Rivas Reyes, anunció que el próximo lunes es el último día para solicitar  la cédula de identidad.