•  |
  •  |

El Consejo Supremo Electoral, CSE, debe agilizar el proceso de cedulación para que todos los nicaragüenses en edad de votar puedan hacerlo, y para ello tienen que trabajar sin ver este proceso como una “cuestión partidaria”, según manifestó ayer monseñor Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua.

“Ojalá que el Consejo Supremo Electoral y los Consejos Departamentales agilicen esto para que todo mundo vote y no tengamos quejas. Ojalá que el organismo rector tome cartas en el asunto y no lo vea como una cuestión partidaria, sino como una necesidad, que todos los nicaragüenses necesitamos tener nuestras cédulas no solo para votar”, expresó Monseñor Brenes.

Al hablar de los problemas que se han encontrado en municipios como San Fernando, y denuncias que se han hecho en Matagalpa, monseñor Brenes relató que él conoce la situación de los campesinos y lo difícil que es para ellos bajar de la montaña para realizar sus trámites.

“Muchas veces los campesinos bajan a la cabecera municipal, les dicen (que su cédula) no está y significa un viaje de tres o cuatro horas, se los digo por experiencia, que yo estaba en Matagalpa, y es muy triste, porque el campesino viaja una o dos veces, pero ya la tercera vez ya no vuelve y deja que ahí se queden las cosas”, comentó Brenes.

Manifestó que en pláticas con monseñor Rolando Álvarez, Obispo de Matagalpa, se  planteó la situación de los habitantes de Rancho Grande, Río Blanco, Matiguás y todas esas regiones en relación con el problema con la cedulación.

Delegados de la palabra más eficientes
Brenes señaló que el CSE debe analizar si en los Consejos Departamentales hace falta gente para que ubiquen más personal, y afirmó que en alguna ocasión el puso a la orden a los “Delegados de la Palabra”, como parte de una crítica constructiva y no destructiva, para que apoyaran la entrega de cédulas hasta en el último lugar.

“(Los Delegados de la Palabra) no necesitan tener los nombres de los habitantes de las comarcas, porque conocen la vida y milagro de todos ellos. En una ocasión yo dije que puedo poner al servicio a mis delegados de la palabra, ustedes les dan la lista y ellos irían casa por casa a entregar y ya todos tendrían su cédula”, sostuvo Monseñor Brenes.

Nicas: todo a última hora

Sobre el mensaje que envía a los feligreses antes del cierre del proceso de cedulación, Brenes dijo que es triste para quienes esperaron el último día.

“Si van a estar haciendo las grandes filas vamos a llegar hasta la una de la madrugada. Personalmente, fui el domingo pasado, el propio día que estaba, y gracias a Dios fue tranquilo, en menos de cinco minutos entré y salí y había poca gente, por lo menos en el Colegio Divino Pastor que es donde a mí me toca verificarme y ejercer mi derecho de la votación”, remarcó Brenes.

Recomendó a los nicaragüenses que “dejan todo para última hora”, que por lo menos lleguen temprano a solicitar su cédula y no hasta las cinco de la tarde cuando ya vayan a cerrar.

Políticos verán qué hacen

Sobre la posibilidad de una unión entre los partidos de oposición, Brenes indicó que él es párroco de todos los políticos. “Ese es problema de los políticos, y yo soy padre de todos los políticos, de izquierda, derecha, del medio, del centro… y que ellos vean qué es lo mejor que pueden hacer”, finalizó.

Por otra parte, Brenes dijo que aún espera, en algún momento, que el gobierno pueda aceptar la invitación a dialogar planteada por los obispos, “porque casualmente estaba leyendo una frase que dice: es de sabios dialogar”, expresó.