• |
  • |

El presidente del Parlamento Centroamericano, Parlacén, Dorindo Jayán Cortez Marciaga repudió el desalojo que realizó el gobierno panameño en la subsede que tienen en el país canalero y aseguró que esto demuestra una política exterior “equivocada y sin rumbo en un país que se describió como neutral”.

Cortez lamentó que el desalojo ocurra en un momento en que los países se esfuerzan en fortalecer la seguridad regional y añadió que el incidente en Panamá debilita la integración centroamericana.

“El gobierno desconoce los fallos de la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ, que está en Nicaragua, es todo un accionar que viene haciendo el gobierno del presidente (Ricardo) Martinelli, que aprovecha, por una parte la integración desde el punto de vista económico, pero, desde el punto de vista político, desconoce a las instancias que trabajamos alrededor del tema de la integración”, afirmó Cortez.

Manifestó que ya enviaron carta a los presidentes centroamericanos para que aborden el tema del fallo de la CCJ y ahora enviarán una nota para que el gobierno panameño respete la sede diplomática que tiene el Parlacén en ese país y que el gobierno ha desconocido.

Relató que Panamá aprobó la Ley 78 para sacar a este país del Parlacén, además de que está incumpliendo el pago de la cuota financiera, creó obstáculos para que los diputados no viajaran a Guatemala para cumplir con sus responsabilidades y negó información a los diputados. Añadió que presentaron una demanda ante la CCJ que falló dejando sin efecto la Ley 78.

De acuerdo a Cortez, parte del conflicto es porque el presidente Martinelli quería nombrar a los diputados del Parlacén y estos fueron desconocidos por el tribunal electoral por no cumplir los procedimientos. “No se puede estar nombrando los diputados del Parlamento Centroamericano de dedo como pretendía el actual presidente de Panamá”, afirmó.

Sin precedente
Cortez señaló que aunque han tenido dificultades, este es un caso sin precedente y que es contradictorio que mientras la exprimera dama guatemalteca acude a la CCJ, el gobierno de Panamá desconozca al Parlacén.