•   Rivas  |
  •  |
  •  |

Dos grupos afines al partido de gobierno  se encuentran en una férrea batalla  por la tenencia de miles de manzanas de tierras en diversos puntos del departamento de Rivas.

Todo hace indicar que el Secretario Político Departamental del FSLN de Rivas, Amílcar Aguilar, ya no tiene control alguno de la situación, pues más bien ambas partes lo responsabilizan de no solucionar definitivamente  los conflictos.

Lo anterior quedó reflejado ayer cuando  uno de los grupos, integrado por exmiembros del Ejército Popular Sandinista (EPS), retirados de la Resistencia, y exmiembros del Ministerio del Interior,   marcharon hasta las puertas de la casa departamental del FSLN de  esta ciudad, y a la delegación de la  Procuraduría General de la República (PGR),  para exigir que, de una vez por todas, arreglen la tenencia de las tierras y que las legalicen.

En la marcha participaron cerca de 400 personas, encabezadas por  Tomás Borge Espinoza --“Bigote”--, el amo y señor de las tierras de la finca Güiscoyol, localizada en  la comarca de Gigante, del municipio de Tola.

Al estar frente a la casa del partido de gobierno exigían la presencia de Aguilar,  para increparlo y señalarlo de ser el causante de que a la fecha continúen los  problemas por obstruir los procesos de titulación, y confabularse con grupos de tomatierras “que están entorpeciendo la entrega de títulos que hace el comandante  Daniel Ortega”, gritó eufóricamente uno de los reclamantes.

 

Hasta el exanimador de Alemán
Al momento de la llegada de los manifestantes, Aguilar se encontraba en una reunión con los alcaldes del departamento, y  se vio obligado a salir a la puerta para escuchar a los exmilitares, hasta donde lo acompañó  el exmaestro de ceremonia de Alemán, recordado por su “¡Arnoldo!” “¡Arnoldo!”…

Al escuchar, la petición de los exmilitares, Aguilar les respondió que era a la Intendencia de la Propiedad y a la PGR, a las que les correspondía solucionarles sus demandas, pero esto más bien calentó los ánimos de los manifestantes, quienes respondieron que ya habían hecho todos sus trámites en las instituciones antes citadas, y que era un grupo de tomatierras  que estaban confabulados con él, los que  obstaculizaban el proceso de emisión de títulos, y que tenían como evidencia fotografías.

Posteriormente, los exmilitares se trasladaron a la delegación de la PGR, donde solicitaron al procurador Juan Betanco, que agilizara los procesos de titulación.

Cabe señalar que este grupo es la contraparte de sus colegas sandinistas  que integran el “Movimiento Campesino por la Defensa de la Propiedad ‘Gaspar García Laviana’”, con quienes mantienen una rivalidad por más de 7,000 manzanas de tierra, localizadas en zonas costeras de Tola, Ochomogo, la Frontera Sur, San Juan del Sur y otros puntos de este departamento.

Miembros de este último grupo se conformaron con ver  marchar  a sus “rivales”, y entre ellos estaba la secretaria política del FSLN de la comarca de Gigante, María Teresa Rivas, quien fue apresada el pasado viernes por una  patrulla policial, por haber perturbado la propiedad de “Bigote”.