• |
  • |

Rivas confeso. Audio por endnicaragua

Audio de Roberto Rivas con Mario Chow. END

El Presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, magistrado de facto Roberto Rivas, sabía de la elaboración de facturas falsas que se usaron para sacar 407 millones de córdobas de ese poder del Estado, a través del método de “anticipos por justificar”, revelado en una investigación periodística que EL NUEVO DIARIO presentó en febrero de este año.

Una grabación de audio filtrada a este medio y que se encuentra disponible en nuestra página web, revela una conversación de Rivas con uno de los proveedores del CSE, en la cual se escucha al funcionario dando detalles y explicaciones de la falta de pagos por la elaboración de facturas para justificar los cheques a nombre de Alfredo Fernández, Leandro Delgado, Orlando Thomas Fúnez y María Angélica Cano, todos trabajadores del CSE, y parte del grupo de persona que formaron parte de la cadena del “método anticipos a justificar”.

El audio, grabado aparentemente en una oficina del CSE en junio de 2009, revela cómo Rivas le explica con gran frialdad al acreedor Mario Abel Chow Pérez, los inconvenientes para pagarle por negocios personales realizados, a él y a parte de sus trabajadores de confianza, así como le promete pagarle a partir de los desembolsos de fondos del Ministerio de Hacienda.

Mario y su hermano Reynaldo, demandaron a Rivas en Estados Unidos para exigirle el pago de una deuda que, según la denuncia judicial, sirvió para que el funcionario del CSE adquiriera un avión para viajes personales, descubierto en una investigación de END en mayo de 2010. La deuda ahora es desconocida por el magistrado de facto.

El clan del “método”
En el audio se oye hablar a Rivas con enorme confianza de la relación con Mauricio Fernández, Director Administrativo del Poder Electoral de Las Palmas; con Leandro Delgado y con el contador Orlando Thomas Fúnez, así como con otros funcionarios del gobierno y con operadores políticos del FSLN.

En un momento del diálogo, el proveedor le menciona una deuda que tienen en común con un prestamista externo, el cual está presionando para que pague, y para ello le indica del avance en el asunto de la fabricación de facturas falsas, a lo que Rivas responde que instruirá a María Angélica Cano Ramírez, administrativa financiera del CSE, a ver la manera como se le puede apoyar, pues no tienen suficiente presupuesto para ello.

En el archivo de sonido, Rivas deja manifiesto su odio a un obispo crítico al FSLN, su desprecio a su primo-hermano Rigoberto Reyes --que denunció al citado funcionario de reclamar una millonaria indemnización por la muerte de un burro de Kentucky--, su rencor contra Estados Unidos --país que le quitó la visa por presunciones de corrupción--, su irrespeto a funcionarios de gobierno, y su bautismo por conveniencia al FSLN, partido del cual aprendió a cantar “La Consigna”.

“Ahí le estamos haciendo huevo a las facturas, hoy me llamó don Orlando (Thomas Fúnez), mire, estamos fabricando...”, dice Chow en la grabación.

“Mirá (interviene Rivas) dejame hablar con la Angélica (Cano), yo se lo voy a tirar ¿verdad?, para ver si podemos sacarte y (ruido en la grabación)… te la tiramos en blanco, en blanco…”.

Rivas Confeso 2 por endnicaragua

Un segundo audio de Roberto Rivas con Mario Chow. END

Pruebas nunca rebatidas
De acuerdo con investigaciones de END, Roberto Rivas Reyes empleó un mecanismo irregular que burló todas las normas de control gubernamental para ordenar la emisión 407 millones de córdobas del CSE entre 2004 y 2008, de acuerdo con una investigación documentada y sustentada con información testimonial y audiovisual en poder de este medio, que nunca fue rebatida.

END confirmó la falsificación de papelería de 22 empresas existentes para justificar compras en 37 operaciones del CSE, solo en 2008. Las facturas falsas que tenemos en nuestras manos, en su mayoría, fueron elaboradas una parte a mano, con la misma letra, y otra parte en una misma computadora, bajo la misma tipografía de letra.

Este medio, además, confirmó con visitas in situ y búsqueda de los registros de proveedores del Estado, direcciones, guías telefónicas y numeraciones RUC, la invención de 15 negocios que “vendieron” bienes y servicios al CSE.

El mecanismo, de acuerdo con la documentación, se aplicó desde 2004, y fue el siguiente: Rivas Reyes ordenaba a la directora financiera del CSE, María Angélica Cano Ramírez, una de las firmas libradoras de esa institución, que se emitieran centenares de cheques a nombre del director administrativo del Poder Electoral de Las Palmas, Mauricio Fernández Mayorga, y otros a favor de su cuñado Leandro Delgado Osegueda, quien es encargado de logística del CSE.

Otros cheques fueron emitidos al jefe de Gabinete del CSE, Rodrigo Barreto, y a las asistentes del presidente de facto del Poder Electoral, Amanda Montiel y Bertha de la Peña, con el fin de que los hicieran efectivos para pagos de “servicios” y “compra de bienes”.

Contralores se declaran “engañados”
El CSE solo emitió un comunicado aduciendo que la Contraloría había aprobado la ejecución presupuestaria de esos años, pero en medio de las publicaciones, el presidente del ente fiscalizador Guillermo Argüello Poessy, confirmó que las facturas falsas eran las mismas que los auditores habían tenido a la vista al realizar sus trabajos, y que, por tanto, los habían engañado.

Basado en esto, propuso una nueva auditoría al CSE para revisar específicamente lo de las facturas, pero la propuesta fue rechazada por el resto de sus colegas liberales y sandinistas.

Trafica influencias
En la grabación, se oye al contratista Chow Pérez hablando con Rivas en un ambiente de oficina, donde le llega a pedir la agilización de dinero para saldar cuentas pendientes por obras a Rivas y a otros funcionarios del CSE, así como a solicitarle su intervención para obtener una licencia del MTI para adjudicarse proyectos en licitación del Fomav.

“Yo voy a hablar con la María Angélica, no te aflijás, yo estimo que para el martes, miércoles a más tardar, vamos a tener plata, tranquilo, tranquilo Camilo…”, le dice Rivas al interlocutor.

En otro momento, el funcionario marca el teléfono y llama a alguien del MTI a quien nombra como “Tito Zamora”, y le pide expresamente que use tráfico de influencia para apoyar a su acreedor, al cual identifica como “gente nuestra”.

“Oíme Tito, te llamo hermano, para pedirte un favor, vos que dicen que sos un hombre, la mano derecha del ministro, la forma de pensar del ministro, el hombre que decide dónde el ministro va dar el siguiente paso…, mirá, hay un amigo que vos conocés, Mario Chow, que tiene una empresa…”, se oye.

“Es que mirá, nos urge porque él esta aplicando con unas cuestiones está licitando, necesitamos que nos ayudés con eso, hablate con el ministro, decile que nos haga el volado, oíste…”.

MAÑANA: Rivas se declara sandinista, canta La Consigna del FSLN para ejercer más “tráfico de influencia”, anuncia su salida a las calles a marchar, y revela cómo la oposición y la sociedad debe “tragarse” el nuevo orden partidario en el CSE.