•  |
  •  |

Los miembros de la Unión Ciudadana por la Democracia, UCD, rechazaron el “Reglamento de Acompañamiento Electoral” que emitieron el martes los magistrados de facto del Consejo Supremo Electoral, CSE, porque consideran que es “para turismo electoral”, donde los observadores podrán ver únicamente lo que al CSE le interese que vean”, según las especificaciones que hace el artículo 20 de este documento.

La UCD, encabezada por el doctor Carlos Tünnermann Bernheim, expresó que “las limitaciones establecidas no se agotan en el Reglamento aprobado y pueden ser mayores en cada caso”.

En ese sentido, uno de los artículos que cuestionan es el 4, donde se explica que los acompañantes acreditados deberán ajustarse “a las normas que para tal fin el CSE lo determine”. “De esta manera el CSE se reserva mayores márgenes de discrecionalidad para imponer límites y condiciones a su antojo, en una etapa posterior al proceso”, explicó la presidenta del Movimiento Por Nicaragua, Violeta Granera, quien leyó el pronunciamiento.

Sin garantías
De igual forma, consideran que el Reglamento solo habla de obligaciones de los “acompañantes”, y no establece ninguna garantía para el ejercicio de su actividad como observadores.

Los miembros de la UCD interpelaron a los diputados de la Asamblea Nacional para que cumplan con su deber de aprobar el anteproyecto de Ley de Observación Electoral que la sociedad civil tiene listo y respaldado con más de 3 mil firmas de ciudadanos nicaragüenses, que exigen la observación como única forma de garantizar elecciones democráticas el próximo 6 de noviembre.

“Si el CSE cambia las reglas es por algo…”
El doctor Carlos Tünnermann manifestó en la conferencia de prensa, que si fuera verdad que el Poder Electoral va a hacer las cosas correctamente, no tendría porqué estar cambiando las reglas electorales, y “si lo hace es por algo”, dijo en alusión a un posible fraude electoral.

Hagamos Democracia insiste en observar
Por su parte, ante la pretensión que tiene el organismo civil Hagamos Democracia, HD, de solicitar su acreditación oficial de “acompañante electoral”, la coordinadora del equipo de observación, María Francis Blandón, manifestó que hasta el momento HD considera que solo ha cambiado el término de observadores a acompañantes, por una cuestión de gustos, y de ser acreditados no se sentirían limitados en su función de “acompañantes”, porque consideran que el Reglamento afirma el derecho de “observar” en el artículo 21, donde indica que “los acompañantes al proceso electoral, podrán comunicar por escrito al CSE, sus observaciones y criterios que tengan a bien una vez finalizada su ruta designada.