•  |
  •  |

Roberto Rivas Reyes sabía que existía un equipo de personas, incluyendo personal administrativo y contable bajo su autoridad, elaborando facturas falsas y cuadrando presupuesto para respaldar los cheques que salían de las arcas del Consejo Supremo Electoral (CSE), bajo concepto de “anticipos a justificar”, según se refleja en unas de las grabaciones más reveladoras entre el funcionario público y uno de sus exproveedores de bienes y servicios.

Varias copias digitales de audio filtradas a EL NUEVO DIARIO, donde se oyen diálogos en diversos tiempos entre el exproveedor del CSE Mario Chow Pérez y el magistrado con cargo vencido, delatan a Rivas como conocedor y encubridor de los actos denunciados en investigaciones periodísticas de END en febrero de este año, donde se reveló la emisión de 407 millones de córdobas en cheques girados como “anticipos a justificar” entre 2004 y 2008, que luego se sustentaban con facturas falsas e inexistentes operaciones de compra de lugares que, incluso, no existen.

La última de esas grabaciones, de agosto de 2009 que está disponible en www.elnuevodiario.com.ni, ubica a Rivas y a Chow en una oficina del CSE negociando deudas y relatando proyectos estatales a realizar para conseguir fondos del presupuesto del Poder Electoral, y liquidar adeudos pendientes entre ambos. Algunos de los proyectos revelados son obras en San Francisco Libre, adoquinado en Ticuantepe, remodelación de edificios del CSE, compra de materiales de cedulación e inversión en proyectos de viviendas sociales.

Quería calle que ahora construye desde 2009
Ahí mismo, se revela que las dos calles que ahora mismo se construyen frente a la residencia de Rivas en Carretera a Masaya, bajo el feroz resguardo y vigilancia policial, se gestaron desde 2009, cuando se le aprobó un proyecto de adoquinado a la empresa de su proveedor-prestamista.  

“100 metros, es una mierda”
Mario Chow (MC): Usted sabe que yo estoy agarrando por el otro lado en San Francisco Libre…

Roberto Rivas Reyes (RRR): ¿Y al fin te pagaron o no te pagaron…?

MC: Es que me están pagando por avalúo, y ahorita en la alcaldía de Ticuantepe me autorizaron 5 kilómetros de adoquinado y una escuela.

RRR: ¿Ya te lo autorizaron?

MC: Ya no le están haciendo la calle a Rodrigo (Barreto, jefe de gabinete del CSE, y de acuerdo a WikiLeaks, informante de la Embajada de Estados Unidos…)

RRR: ¿Sí, verdad?

MC: Nomás que tuvo que poner plata… para que se la pudieran hacer…

RRR: ¡No jodás, haceme los 100 metros ahí de calle a mí, jodidó! ¡Si sólo son 100! ¡Es una mierda…!

MC: Si yo le mandé un correo la otra vez y no me respondió, y ahí tenía al topógrafo y todo…

RRR: ¡No jodás, es que cuando veo tu correo me parece que es cobro, por eso lo cierro a toda verga…! ¡Jajaja…!

MC: Si yo le dije, avíseme para ir con el ingeniero, que aquí tengo ahorita la topografía para levantarle el terreno…

RRR: Podemos hacérsela a la capilla, que… pero yo quiero agarrar esa calle hijue…, pero no quiero hacer algo sin antes comprar los terrenos, porque esos terrenos no son míos, todo mundo cree que son míos, están a nombre de una hermana mía y la hij… es más dura que mandada a hacer. Quiero comprar eso, quiero comprar eso, quiero comprar el terreno que está detrás, pero quiero garantizarme que la calle me quede a mí, para lograr darle entrada al mío, darle entrada a la iglesia, por la carretera directo a mí.

MC: Si, hay ahí una… ¿capilla?

RRR: Exactamente, pegada al cerco, que va dar al zoológico o al banco… entonces ya cierro ahí y a la verga todo…

MC: Ideay, si gusta la próxima semana le programo una visita con los ingenieros y le hago la topografía para metérselos al programa de los 5 kilómetros…

Más de las facturas falsas del “método”
Aquí Rivas corta el diálogo sobre las dos calles, y pregunta por una persona de quien no da el nombre, pero que su interlocutor conoce al acto y le informa que está involucrado de lleno en la elaboración de facturas para justificar los cheques emitidos del CSE bajo “anticipos a justificar”.

Además, le ofrece al exproveedor un negocio a pagarse con fondos del CSE en la remodelación de edificios para el proceso de entrega de las nuevas cédulas.

RRR: ¿Y qué hiciste a…?

MC: Ahí lo tengo facturando, solo gente de confianza tengo facturando, y don Orlando (Thomas Funes, contador general del CSE) se lo puede (confirmar)… La misma muchacha que me factura es la que me hace los trabajos aquí… es la misma que yo le compro material a nivel nacional, para las elecciones ella me suple también…

RRR: ¿Quién fue el que me dio el plástico la última vez, vos o Leandro (Delgado)?

MC: Yo, le agarré el correo y se lo di a doña María Angélica (Cano, Directora Financiera del CSE), porque me decían que estábamos robando, entonces le di la dirección, el correos y los precios… Leandro se quedó con 14 mil dólares de eso… No me dio nada, solo para pagar la deuda del… ahí tengo yo las ¿cómo se llama?... y él dice que no fueron 14, que fueron 20 mil dólares… Yo le enseñé las facturas… y me dijo que iba a ocupar toda esa plata para don Roberto… se quedó callado y no me dijo nada…

Otro “trabajito”
RRR: Voy a darte otro trabajito, pero eso lo que tenemos que hacer es irlo pagando, pagando por adelantado, se va a hacer. Yo lo que quiero, Mario, es que todos los lugares donde vamos a poner la cédula nueva, en todas las cabeceras departamentales, hacer algo muy sencillo, una divisioncita de gypsum, ¿verdad?, hacer un toldito, o una mier… que se pueda hacer de gypsum…

MC: Algo rápido y sencillo…

RRR: Algo rápido y sencillo, pero que se distinga de todos los lugares, quedé igual… vamos a pintarlos de azul y blanco, los colores del Consejo, el logo del Consejo, pero que eso sea una información distinta al resto de edificios, para qué cambiar la imagen… entonces ese trabajo lo vamos a hacer a nivel nacional…

MC: Usted me dice. Usted sabe que yo lo he apoyado en todo y soy incondicional con usted…

RRR Así es, yo sé, yo sé…

Negocios entre sandinistas
MC: Si la verdad es que la otra vez fallé porque el jodido este de Conrado me llamó y me dijo que me iba a comprar la deuda, y por eso fue que le fallé. Yo sabía que estábamos entre sandinistas, pues, y no iba a…

RRR: … sí, me dijeron que él había puesto plata ahí en las casas…

MC: Lo que pasa es que me dio 120 mil dólares.

RRR: ¿Quién?

MC: Conrado…

RRR: No, yo sé…

En un momento de la entrevista, Rivas interroga a Chow sobre un presunto prestamista que financia con tasas del 10 por ciento mensual, aceptando como garantías propiedades y vehículos de lujo. El funcionario de facto del CSE llega a ofrecer dos vehículos de su flota por 200 mil dólares, y le orienta a Chow: “Decile que le entrego ya los dos carros”.

Luego retoman la conversación sobre el proyecto de las dos calles frente a la vivienda de Rivas y llegan a un acuerdo.

MC: Entonces, ¿le voy a llegar hacer el levantamiento? ¿O no quiere?

RRR: De…

MC: Para su calle…

RRR: Sí, sí, sí…

MC: Le mando un correo anticipadamente, solo para que…

RRR: El correo y llegate, yo te voy a explicar, yo te voy a traer el plano para más o menos decirte por dónde es la babosada…

MC: Dice Doña que me va dar el diseño, yo se lo ejecuto, o le digo a los topófragos y todo yo lo hago…

RRR: No, porque ahorita que vas a traer maquinaria, me puede salir más favorable que trasladés maquinaria para allá, y vemos cuántas horas son de trabajo para que…

MC: Eso lo presta la alcaldía, no hay problemas…

RRR: ¿Qué? ¿la maquinaria?

MC: Sí, lo mismo hice en San Francisco Libre con el alcalde, 100 mil pesos le tiré…

RRR: Y el muelle ese, al fin, ¿lo inauguró el presidente?

MC: Sí, lo inauguró…