•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Diputados del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) se solidarizaron hoy con el líder libio, Muamar el Kadhafi, ante el inminente desmoronamiento de su régimen y criticaron a la Unión Europea y a los Estados Unidos por "sus intereses petroleros" en ese país africano.

"Nuestra solidaridad con ese pueblo, nuestra solidaridad con ese Gobierno" de Libia, "que supo cómo hacer una revolución", señaló la diputada oficialista Alba Palacios, vicepresidenta de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento nicaragüense, en declaraciones al Canal 12 de la televisión local.

Según Palacios, Libia está "saqueada, intervenida y agredida", y entre "la vida y la muerte" por los intereses petroleros de la Unión Europea y EU.

"A toda costa han hecho todos los esfuerzos para sacar a un Gobierno que ha defendido los intereses nacionales y que ha afectado los intereses de trasnacionales europeas y norteamericanas que prácticamente son los dueños del petróleo", sostuvo la legisladora.

El también diputado sandinista y líder sindical, Gustavo Porras, dijo, por su lado, que su colectivo mantiene el llamado a la paz en Libia. Además, tildó como una "desfachatez" los "bombardeos permanentes" en ese país del norte de África.

El presidente de Nicaragua, el sandinista Daniel Ortega, que ha expresado en varias ocasiones su respaldo al régimen de Kadhafi, a quien llama "hermano", aún no se ha pronunciado sobre el avance de los rebeldes en Trípoli, ni sobre un eventual asilo al líder libio.

El vicecanciller durante el primer régimen sandinista (1979-1990) y actual diputado disidente, Víctor Hugo Tinoco, dijo este  que la situación de Kadhafi tiene a Ortega "golpeado moralmente" por la "identidad política y emocional" que tiene con el líder libio.

Por su parte, el exvicecanciller y actual legislador liberal opositor, José Pallais, consideró "imposible" que Kadhafi pida asilo en Nicaragua y menos aún que Ortega se lo otorgue, porque el líder sandinista "no se va a enterrar" con el dirigente libio.

Bayardo Arce, asesor para asuntos económicos de Ortega, también dudó que Kadhafi solicite a Managua cobijo en caso de que salga de Libia, aunque señaló que "seguramente" una petición de esa naturaleza sería "considerada positivamente" por el Gobierno sandinista.

En tanto, el vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales, recordó que el asilo es un derecho humanitario, sin embargo, advirtió que Kadhafi está en una condición "muy complicada" internacionalmente.

"Entiendo que las relaciones personales que existen entre jefes de Estado son muy importantes y muy leales, pero uno tiene que pensar que los interesas nacionales están arriba de cualquier interés personal", razón Morales, un liberal que llegó al cargo como aliado de los sandinistas.