•  |
  •  |

Ni los dos salarios formales que recibe el magistrado con período vencido del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas, ni los ingresos nominales que el Estado paga al círculo de funcionarios públicos de su confianza en esa institución, justifican las operaciones de compras y transferencias de dinero para la compra de aviones y vehículos de lujo en Estados Unidos, EU.

Fuentes administrativas del gobierno filtraron a END en condiciones de anonimato, un listado de los ingresos salariales de Rivas y de otros funcionarios de esa institución del Estado, unos involucrados en un juicio en Estados Unidos por el reclamo de una deuda por la compra de un avión, y otros acusados en Managua por deudas no saldadas, promovidos por los empresarios y exproveedores del CSE, Mario y Reynaldo Chow  Pérez.

De acuerdo con la cobertura que sobre el juicio en Estados Unidos ha hecho la periodista Judith Flores, corresponsal de La Prensa en Miami, los hermanos Chow transfirieron US$507,000 para la compra de un avión de Rivas en Estados Unidos, mientras que la asistente personal del funcionario, Bertha de la Peña, y su esposo Alexander Vega Orozco, hicieron transferencias por US$119,000 y US$117,157 para sumar US$236,031, el 6 de agosto de 2008.

¿Cómo hicieron para sumar tanto dinero?
Ambas personas aparecen en las nóminas como trabajadores del Poder Electoral. De La Peña percibe formalmente C$55,200 córdobas mensuales, menos las deducciones de ley. Y Vega Orozco, nominado en el CSE como asesor de Rivas Reyes, percibe C$61,831 al mes, menos deducciones.

Ambos suman en ingresos formales C$117,031, menos las deducciones de ley. Para cubrir con sus salarios las transferencias hechas a Miami para la compra del avión de Rivas, descubierto por END en mayo de 2010, hubieran tenido que sumar los salarios íntegros de 46 meses como funcionarios públicos.

Rivas, quien según el juicio que se libra en EU ha invertido US$2.3 millones en la compra de tres aviones, percibe dos ingresos salariales fijos, que sumados, no justifican las compras de las aeronaves y vehículos de lujo que ostenta.

De acuerdo con la información suministrada a EL NUEVO DIARIO, Rivas Reyes también percibe C$119,447 mensuales de Fundación Civil Universidad Católica Redemptoris Mater, Unica, y C$112,950 como funcionario del Consejo Supremo Electoral. Todo ello, sin deducciones de rigor, suma ingresos mensuales de C$232,397.

La magia con los sueldos
Rivas Reyes, según su curriculum oficial, es Master en Administración de Empresas, desde 1995 ha sido magistrado del CSE, y su presidente desde febrero de 2000. De 1994 a 2000 fue Vicerrector Académico de la Unica, y de 1981 a 2000 fungió como Director Ejecutivo de la Comisión de Promoción Social Arquidiocesana (Coprosa).

Para cubrir con sus ingresos formales la inversión de US$2.3 millones en la compra de los aviones adquiridos entre 2007 y 2010, de acuerdo con el juicio en EU, hubiera tenido que invertir íntegramente sus salarios de 223 meses, es decir, sus entradas de casi 20 años de salarios estables, que convertidos en dólares sumarían el costo de las aeronaves.

Rivas ha justificado que parte de su fortuna se sustenta en el éxito agrícola de una finca cafetalera en Matagalpa, de más de 1,500 manzanas, que producen más de 6,500 quintales de café oro por temporada.

Además, ha argüido que recibió una indemnización del Estado por más de C$11 millones en los años 90, por confiscaciones del gobierno sandinista a su familia durante los años 80, la cual, de acuerdo a una investigación de END no tenía sustento legal.

¿Y cómo hacen eso?
Otra investigación de este medio presentada en febrero de este año, y que fue completada a mediados de este mes, con la presentación de grabaciones de audio de conversaciones con un exproveedor, reveló que Rivas y un grupo de funcionarios del CSE, aparecen involucrados en el “método”  por medio del cual, bajo el concepto de “anticipo a justificar”, entre 2004 y 2008 se emitieron C$407 millones de las arcas del Poder Electoral, que fueron soportados con facturas, sellos, empresas, materiales y operaciones de compra falsos.

Mauricio Fernández Mayorga, financiero del CSE, a nombre de quien salieron la mayoría de cheques “anticipos a justificar”, tiene dos salarios del CSE, que suman C$51,904. De acuerdo con las grabaciones, compró y remodeló una vivienda en la Colonia Morazán, valorada en C$3 millones.

Leandro Delgado Osegueda, cuñado de Rivas Reyes y funcionario del CSE, dueño de dos viviendas adquiridas recientemente en Ciudad Jardín y remodeladas totalmente,  tiene ingresos formales de planilla por C$69,000 menos deducciones.

De acuerdo con las confesiones contenidas en las grabaciones, el funcionario Delgado habría abierto una cuenta por US$1 millón y facilitado en préstamo hasta US$200,000 a los contratistas Chow Pérez.