•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Unión Europea (UE) planea acreditar una misión de 100 observadores para las elecciones de noviembre en Nicaragua, si las autoridades permiten que trabaje sin restricciones, informó este lunes un diplomático europeo.

La misión de la UE "sería como la que siempre hemos tenido en este país y otros, de más o menos cien" observadores, que comenzarán a llegar a Nicaragua a finales de septiembre, anunció el jefe de la Delegación de la UE para Centroamérica y República Dominicana, Mendel Goldstein, a periodistas.

No obstante, aclaró que el envío de la misión dependerá de los acuerdos que alcance la UE con el Consejo Supremo Electoral (CSE) y la cancillería nicaragüenses respecto a las facultades de los observadores.

Este martes "vamos de hecho a empezar los contactos" con las autoridades nicaragüenses" para "ver si podemos acordar" un "memorando" de entendimiento que garantice el "libre movimiento" de los observadores europeos, afirmó Goldstein, tras inaugurar en Managua un taller sobre lactancia materna en Centroamérica.

El CSE publicó el 16 de agosto el Reglamento de Observación Electoral, que autoriza acreditar observadores bajo la modalidad de "acompañamiento", con funciones limitadas.

Goldstein se abstuvo de comentar la polémica que ha generado el Reglamento, señalando que la UE tomará la palabra del presidente Daniel Ortega, como la del presidente del CSE, Roberto Rivas, de que no habrá restricciones.

Ortega y Rivas han dicho que el Reglamento "es un documento marco, que no restringe nada, que permitirán el libre movimiento" de los observadores y "si es así, no veo ningún problema" para que participen los observadores de la UE, apuntó Goldstein.

Afirmó, además, que a la UE no le importa "el nombre" que Nicaragua le ponga a los observadores, sino que éstos ejecuten su labor de acuerdo con las "reglas internacionales" que existen en la materia.

Ortega buscará la reelección en las elecciones del 6 de noviembre, en las cuales también se renovará el Congreso.