•  |
  •  |

Si las inconsistencias se agigantan cada vez más, entre lo que dice la Policía Nacional y las valoraciones de Medicina Legal, sobre la muerte del padre Marlon Pupiro, “ciertamente no hay otra forma de leer esto como una amenaza solapada para todos los que hemos puesto la cara para que aquí haya orden, haya justicia, haya respeto a la Constitución de la República, y haya sentido de derecho en esta sociedad”, dijo categóricamente el arzobispo de Estelí, Abelardo Mata en una entrevista a Canal 12 de televisión.

Pesar, tristeza y ardor
“La gente está triste, apesarada, ardida. El día 28 estuve celebrando la fiesta de San Agustín en una parroquia que lleva ese mismo nombre, y cuando abordé el tema pidiendo justicia, la gente explotó en un gran aplauso atronador”, manifestó Mata.

Según el Obispo de Estelí por donde quiera que él iba las palabras de sus feligreses cuando lo veían eran el de “cuídese, cuídese”, acotó Mata.

El obispo Mata dijo que “es la institución de la Iglesia Católica como tal la que está entre ceja y ceja por parte de cierta gente que no admite corrección, ni admite una sana y justa crítica”.