•  |
  •  |

“Se ha violentado algunas cosas de la Ley Electoral como el hecho de utilizar los bienes del Estado, utilizar los colegios y eso, pero de que haya violencia hacia la juventud no”, dijo monseñor Carlos Avilés, vocero de la Curia Arzobispal de Managua al evaluar el desarrollo del actual proceso electoral y la participación de jóvenes en este.

La Fundación Nicaragua Nuestra, FNN, entregó al Arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, monseñor Leopoldo Brenes, los acuerdos firmados por los partidos políticos PLC, APRE y Alianza PLI-UNE de no utilizar a adolescentes y jóvenes en actos de violencia durante el proceso electoral; así como los documentos de adhesión al mismo por parte de Amcham y Cosep, y el Compromiso Ético por la no violencia firmado por 10 organizaciones de la sociedad civil.

“La solicitud de cédula de la gente en Siuna, el golpe que recibió Jairo Contreras, de Rejudin, por un joven del Frente Sandinista son hechos violentos dentro del ámbito electoral, pero para mí han sido un poco aislados y no ha sido la tónica general de la campaña”, dijo Avilés.

Brenes: “Jóvenes no deben ser utilizados”
Monseñor Brenes expresó que la iniciativa de la FNN y otros organismos es de su agrado, “en cuanto a que el deseo de la Conferencia Episcopal es que la violencia no reine en nuestro país, y que los jóvenes y adolescentes no sean utilizados para ella.”

Por su parte, el presidente de la FNN, Eric Ahlers, agradeció el respaldo de los obispos de Nicaragua a esta iniciativa considerando que al resguardar la Conferencia Episcopal de Nicaragua los documentos originales de los compromisos, estos adquieren una dimensión moral nacional.

Monseñor Avilés dijo esperar que los hechos de violencia no aumenten a medida que se desarrolla la campaña electoral, y consideró que todos los partidos políticos debieron haber firmado estos compromisos de civismo y paz. Los partidos Frente Sandinista y la Alianza Liberal Nicaragüense se opusieron a sumarse a la iniciativa.

Rejudín: “Aquí estoy”
“Aquí estoy y me presentaré a los juzgados”, dijo Jairo Contreras, miembro de la agrupación juvenil Rejudin, luego que la directora de la Unidad Especializada de la Niñez y la Adolescencia de la Fiscalía, Nubia Arévalo, denunció que extrañamente los notificadores judiciales no dan con su dirección, pese a que en la acusación está clara y precisa.

Contreras fue agredido de manera salvaje por un adolescente de la Juventud Sandinista el pasado 18 de julio. “La Policía ha declarado en rebeldía al que me golpeó y tiene una orden de captura porque anda huyendo, este caso lo voy a llevar hasta el final para que no vuelvan a ocurrir este tipo de violencia”, aseveró.