•  |
  •  |

La visita del canciller Samuel Santos a Taiwan del 16 al 21 de agosto, tuvo como resultado un acuerdo para la supresión de visas en pasaportes diplomáticos, oficiales o de servicios, para la lograr una libre circulación por ambos países.
Santos se reunió con su homólogo, Timothy Chin-tien Yang, con quien suscribió una Declaración Conjunta que contiene los logros de la visita y firmaron el acuerdo sobre la supresión de visas en pasaportes diplomáticos, oficiales o de servicio, y un convenio para un proyecto de cuartos fríos.

En su discurso Santos manifestó que el objetivo de su visita es para fortalecer las relaciones de amistad y cooperación entre ambas naciones, “con la suscripción de dos acuerdos importantes, siendo uno de ellos el acuerdo para la supresión de visas en pasaportes diplomáticos, oficiales o de servicio, con el que facilitaremos el viaje de los nacionales portadores de pasaportes diplomáticos, oficiales o de servicio de cada uno de nuestros países”.

Sin restricciones
Con la firma de este acuerdo se permite entrar y salir del territorio de cada una de las partes, por los puertos y fronteras autorizados para el tránsito internacional de personas, sin mayor restricción que las regulaciones de seguridad establecidas en materia migratoria, aduanal y sanitaria.

Santos sostuvo encuentros con Ma Ying-Jeou, presidente de la República de China-Taiwan; con Hau Lung-Bin, Alcalde de Taipei y con Wang Jin-Pyng, Presidente del Yuan Legislativo.

Además presidió el seminario sobre las oportunidades de comercio e inversión en Nicaragua, y se reunió con los becarios nicaragüenses que se encuentran estudiando licenciaturas, maestrías y chino (mandarín) en la República de China-Taiwan.

Intercambio de reconocimientos
Santos recibió de parte del ministro de Relaciones Exteriores, Thimothy Chin-tien Yang, la orden de la Estrella Brillante con Gran Cordón, la cual representa un símbolo de morales nobles y es otorgada a los que apoyan la diplomacia de la República de China-Taiwan.

Asimismo, en nombre de Daniel Ortega, Presidente de la República de Nicaragua, entregó la Orden José de Marcoleta, en el Grado de Gran Cruz, al Canciller Yang, en reconocimiento a su loable labor en procura del fortalecimiento de las relaciones de amistad y cooperación entre ambos pueblos y gobiernos.