•  |
  •  |

Las calles para llegar a la sede presidencial y casa partidaria del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, estuvieron bloqueadas para la manifestación ciudadana liderada por el grupo “Los hijos de Nicaragua”.

Al menos 50 protestantes ambientados con una banda musical de Ciudad Sandino, iniciaron su caminata desde los semáforos de Bolonia hasta el parque El Carmen, en Managua, donde está ubicada la casa de gobierno, también conocida como Secretaría del FSLN.

Los manifestantes tenían la intención de entregar un escrito al Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, donde expresan su rechazo a las intenciones que tiene de reelegirse, cuando el artículo 147 de la Constitución Política lo prohíbe claramente.

Un  comisionado los recibió
Sin embargo, fue el comisionado mayor de apellido Espinoza, jefe de la seguridad del complejo presidencial, quien los recibió en las vallas metálicas, donde estaban firmes las escuadras policiales, la mayoría boinas rojas.
Por un altoparlante, Byron Rivas, miembro de la Resistencia Juvenil por la Dignidad

Nacional, Rejudin, preguntaba: “¿Por qué es prohibido llegar hasta la Casa Presidencial? Nosotros le pagamos agua, luz, le pagamos su casa ¿por qué es prohibida la entrada..?”.

“Penoso y bochornoso”
El representante de “Los hijos de Nicaragua”, Alejandro Lagos, insistió en que mientras esté vigente la actual Constitución Política, seguirán rechazando la “ilegal” candidatura de Ortega, y advirtió que se mantendrán en las calles para expresar su inconformidad.

“Presidente, conscientemente usted ha caído en el penoso y bochornoso acto de violar la Constitución. Si no, déjenos preguntarle: ¿por qué los altos funcionarios nombrados por usted (ministro y viceministros, directores de entes autónomos y embajadores) no son ratificados por la Asamblea Nacional? Cuando así lo manda la Constitución…”, manifiesta, entre otra cosas, el escrito que “Los hijos de Nicaragua” quisieron hacer llegar hasta el presidente Ortega.

El incidente y los fichados
Al finalizar el acto, uno de lo manifestantes llamado Aarón Farrach, quiso ingresar al parque “El Carmen” montándose en una camioneta del Canal 13, a la cual los policías le abrieron paso sin contratiempo. En ese momento, unos 20 oficiales se tiraron sobre el joven de 18 años, quien luego explicó que quería entregar unas volantes personalmente al presidente.

Luego de la trifulca, los jóvenes de Rejudin encontraron un papel tirado que interpretaron era de la Policía porque había una lista de nombres oficiales. Pero en un apartado del papel estaban los nombres de Benjamín Lugo, Alberto Boshi y Jairo Contreras.