•  |
  •  |

El fallo sobre el caso de la exprimera dama de Guatemala, Sandra Torres, les está sacando las canas a los magistrados de la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ. Su presidente, el magistrado Francisco Darío Lobo, afirmó ayer que no se les está haciendo fácil llegar a una decisión definitiva.

Las razones son, según dijo, el “complejo” ambiente electoral en Guatemala a 9 días de las votaciones y la variedad de normas jurídicas que deben tomar en cuenta para fundamentar su decisión y que emanan del Derecho Constitucional, Derecho Internacional y Derecho Comunitario. “No es así de fácil llegar a una conclusión definitiva”, expresó.

Sin embargo, dijo que ayer por la tarde o a más tardar hoy la Corte Plena aprobaría la propuesta de sentencia en la que ha estado trabajando una comisión de magistrados. El último paso que dieron en conjunto fue la Audiencia Pública en la que las partes—la coalición de partidos que apoya a Torres y el Procurador de Guatemala—expusieron sus alegatos.

Procurador guatemalteco rechazó proceso
En esa ocasión, el Procurador de Guatemala Guillermo Porras Ovalle, señaló que el proceso era inválido, por lo que pidió a los magistrados su anulación. Uno de los argumentos del Procurador fue que la CCJ aceptó la demanda de la coalición de partidos antes de que la Corte Constitucional de Guatemala fallara sobre el caso.

Pero Lobo apuntó ayer que “mal” hubieran hecho en no aceptar la demanda de la coalición de partidos, y que una vez aceptada debían saber si era justa o no, por lo cual hicieron la Audiencia Pública y ahora darán un fallo.