•  |
  •  |

Miembros de la Unión Ciudadana por la Democracia, UCD, expresaron ayer que los magistrados de facto del Consejo Supremo Electoral, CSE, han perdido el “profesionalismo” que describen en el sitio web, y por el contrario, son “funcionarios vendidos” a un partido político.  Además, los llamaron “cínicos y usurpadores” de la Constitución nicaragüense por aceptar la candidatura de Daniel Ortega.

Julio Icaza Gallard, miembro de la UCD, asegura que los funcionarios del CSE, únicamente están al servicio de un “candidato inconstitucional como lo es el señor Daniel Ortega”.

En tanto, Azahalea Solís se refirió a las irregularidades presentadas en la pasada verificación, alegando que “la verificación no tuvo publicidad, únicamente fue un fin de semana y la afluencia fue demasiado rala. Además, la gente fue, pero no actuó con mucha confianza porque ya saben lo que está tramando el CSE”, aseguró.

Icaza, por su parte, afirmó que el proceso de verificación estuvo lleno de anomalías, por tanto, no puede atribuirse a los funcionarios el término de “profesionalismo”.

“A los ciudadanos no se les entregó una constancia, y los resultados del proceso pintan mucho lo que fue la realidad del proceso; el CSE habla de una cantidad de personas que se verificó y la ciudadanía sabe que es falso”, señaló Icaza.

FSLN sí, oposición no
Azahalea Solís manifestó que una de las tantas irregularidades en el proceso electoral que, según ella, hace padecer de falta de profesionalismo al CSE, es que “mientras no se aplica la Ley alemana para (Omar) Halleslevens, se aplica la Ley colombiana para Maximino Rodríguez, y que mientras se le niega la candidatura a Kitty Monterrey que tiene doble ciudadanía a Hallenslevens se le permite ser candidato”, expresó.

“Magistrados con enorme cinismo”
Aseguró que los magistrados han actuado con un enorme “cinismo”, y han hecho evidente las actuaciones “fraudulentas” ante las leyes nicaragüenses.  Según Solís, si los magistrados actuaran con profesionalismo no habría problemas con la cedulación, Padrón, esquela de verificación, y la verificación virtual. “No inventaran el disparate del  derecho de autor  del Padrón Electoral. Creo que lo que han dado muestra es del cinismo, de abuso e ilegalidad y actuación de facto, y no de actuación de profesionalismo”, enfatizó.

Por otro lado, Violeta Granera, hizo hincapié  en el irrespeto a las leyes y el cargo que están ejerciendo los funcionarios de manera ilegal. “No tengo ninguna duda del cinismo, son usurpadores de un cargo que no les corresponde”, señaló Granera.

*Estudiante de Comunicación Social, UCA