•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, recibió este martes las cartas credenciales del embajador extraordinario plenipotenciario de Osetia del Sur, Narim Kosaev, y expresó la disposición del gobierno sandinista de estrechar relaciones con la joven nación asiática.

Nicaragua espera "seguir estrechando las relaciones de nuestro pueblo a partir de los convenios que suscribimos" con el presidente de Osetia del Sur, Eduard Kokoiti, durante su visita a Managua el año pasado, afirmó Ortega, tras aceptar las credenciales a Kosaev.

Nicaragua fue la segunda nación, después de Rusia, que reconoció en septiembre del 2008, la independencia de Osetia del Sur y Abjasia de la República de Georgia.

El establecimiento de las relaciones diplomáticas se formalizó, sin embargo, recién en abril de 2010, durante una visita del canciller nicaragüense, Samuel Santos, a Osetia del Sur.

En julio del 2010, Ortega y Kokoiti firmaron en Managua su primer convenio de cooperación, en el que acordaron abolir el régimen de visados para promover el intercambio cultural, científico, comercial y humanitario entre ambas naciones.

"Aunque estamos a una gran distancia, tenemos una profunda identificación, somos naciones pequeñas, pero dignas, naciones pequeñas que luchamos por nuestra autodeterminación... por nuestra independencia", destacó Ortega durante una ceremonia privada, que fue transmitida por la oficialista Radio Ya.

El embajador Kosaev agradeció a Ortega por haber reconocido a su país desde el mismo momento de su independencia.

"Nuestro pueblo está muy agradecido por su reconocimiento y le da saludos de su parte muy sinceros y con cariño", manifestó el diplomático, quien asumirá de lleno su funciones en Nicaragua después de las elecciones que se celebrarán próximamente en su país.