•  |
  •  |

Mientras el Centro Carter exhortó ayer al Consejo Supremo Electoral, CSE, a derogar el “Reglamento de Acompañamiento Electoral”, porque solo así “podrían considerar la posibilidad de organizar una misión limitada de expertos para las elecciones”, la Organización de Estados Americanos, OEA, anunció su llegada a Nicaragua, para supervisar estos comicios que se realizarán el próximo 6 de noviembre.

El comunicado emitido por el Centro Carter, manifiesta que “dado” que el Reglamento se presta a malas interpretaciones, debe ser “derogado o modificado” para que establezca con claridad las disposiciones sobre el libre acceso, la libertad de movimiento y expresión requeridas por la Declaración de Principios e incluidas en el Memorando de Entendimiento con la Unión Europea, así como para que se ajuste al ordenamiento jurídico nicaragüense”, manifiesta el escrito.

Mal precedente
El Centro Carter considera que “dejar el Reglamento tal y como fue publicado prolongará la confusión para este y futuros procesos electorales” y en ese sentido expresan su preocupación “por los problemas identificados por diversos actores políticos y de la sociedad civil…”.

Ven con agrado las negaciones de la UE

Aún así, el Centro Carter ve con “agrado” los informes sobre las condiciones negociadas por la Unión Europea, UE, para observar las elecciones del 6 de noviembre, que consideran “congruentes con la Declaración de Principios para la Observación Internacional de Elecciones, suscrita por 35 organizaciones internacionales desde 2005”.

El Centro Carter “urge” al CSE hacer público el contenido del Memorando de Entendimiento con la Unión Europea y a extender oficialmente su alcance a las demás organizaciones reconocidas, nacionales e internacionales, de observación de elecciones.

“Incompleto y complicado proceso de cedulación”
En el escrito agregan las irregularidades que han sido detectadas desde las elecciones presidenciales y se mantienen hasta la fecha, como “el incompleto y complicado proceso de cedulación, problemas de representatividad en el nombramiento de los funcionarios electorales de los Consejos Electorales Departamentales, Municipales y de las Juntas Receptoras de Votos, así como la existencia de un Padrón Electoral desactualizado e inflado”.

“Magistrados al margen de procedimientos constitucionales”

También incluyen en las irregularidades “la extensión en 2010 del nombramiento de los magistrados del CSE” que consideran “al margen de las disposiciones y procedimientos constitucionales”.

Explican que la “demora del CSE en aclarar los términos de referencia hace imposible que el Centro Carter pueda organizar una misión para las elecciones del 6 de noviembre como las que ha tenido en el pasado” y solo si “se establecieran oficialmente condiciones aceptables para todas las organizaciones reconocidas de observación, nacionales e internacionales, que quieran observar las elecciones y que estén dispuestas a cumplir las obligaciones establecidas en la Declaración de Principios para la Observación Internacional de Elecciones, el Centro Carter podría considerar la posibilidad de organizar una misión limitada de expertos para las elecciones del 6 de noviembre”.

OEA anuncia su llegada
Por su parte, la Organización de Estados Americanos, OEA, también anunció ayer que enviará una misión electoral a Nicaragua para supervisar los comicios presidenciales. El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, viajará en las próximas semanas a Nicaragua para reunirse con el presidente Ortega y suscribir los acuerdos que autoricen la misión electoral, informó el organismo en un comunicado.

En septiembre de 2010, el gobierno de Daniel Ortega solicitó el retiro del representante de la OEA en Nicaragua, Pedro Vuskovic, y desde ese entonces no han mandado reemplazo a la sede en Managua.