•  |
  •  |

Hasta el momento, el único organismo nacional acreditado para dar “acompañamiento” electoral es el Consejo Nacional de Universidades, CNU. Al parecer Roberto Rivas, Presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, está cumpliendo con sus intenciones de excluir a los organismos nicaragüenses que han criticado el proceso.

El magistrado de facto se reunió a mediados de agosto con Fulton Armstrong, asesor de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos y con Peter Quilter, asesor de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, para aclararles algunas dudas sobre el proceso electoral, entre ellas la participación de organismos nacionales.

En dicha reunión, Rivas manifestó a los asesores de alto rango que todos los organismos quedarían autorizados para observar las elecciones, menos aquellos que han hecho críticas al proceso, según fuentes de la embajada de Estados Unidos en Nicaragua.

Para el vocero del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Miguel Rosales, el hecho que hasta el momento el CNU sea el único organismo nacional acreditado como “acompañante” del proceso electoral, demuestra la parcialidad de esa institución a favor del partido de gobierno.

“El CNU controla el brazo estudiantil del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, que es  Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN. Esto muestra una total parcialidad y deja claro que este organismo es una parte más de la estructura electoral del partido de gobierno”, insistió Rosales.

Discriminación
El jefe de campaña de la alianza Partido Liberal Independiente, PLI, Eliseo Núñez Morales, señaló que la no acreditación de organismos nacionales como Ética y Transparencia, E y T, y el Instituto para la Democracia y el Desarrollo, Ipade, “es una discriminación al margen de la ley” por parte del CSE.

Según Núñez Morales, el CSE no quiere que los organismos internacionales ya autorizados para “acompañar” el proceso conozcan de las irregularidades a través de los organismos nacionales.

El presidente de Hagamos Democracia, Roberto Bendaña, expresó que confían en que el CSE les extienda la acreditación para que participen como observadores en estas elecciones nacionales.

“Es un derecho ciudadano, además, el Gobierno ha manifestado que va a acreditar a todos los organismos, nacionales o internacionales”, señaló.

Hagamos Democracia introdujo su solicitud ante el CSE el pasado 5 de septiembre, pero hasta el momento no ha recibido ninguna respuesta, según Bendaña, por lo que dijo que en ese sentido, las autoridades electorales están actuando “lento”.

Bendaña no precisó el número de observadores que desplegarían a nivel nacional, pues dijo que es necesaria la cartografía; sin embargo, indicó que cuentan con alrededor de 9 mil 600 personas.  El director ejecutivo del Ipade, Mauricio Zúñiga, también expresó sus esperanzas de ser acreditados para observar las elecciones, pese a que en los dos últimos comicios el CSE no lo hizo. Este Diario quiso comunicarse con el director ejecutivo de E y T, Roberto Courtney, pero éste no contestó las llamadas a su celular.