•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La oposición nicaragüense cuestionó hoy el plan de Gobierno ofertado por el presidente del país y candidato a la reelección, Daniel Ortega, con el argumento de que está sustentado en la mejora de los programas sociales y económicos financiados por la cooperación de Venezuela.

Ortega, que aspira a una polémica reelección en los comicios del del próximo 6 de noviembre, prometió el sábado duplicar los beneficiarios de algunos programas que impulsa su Gobierno, sin mencionar que varios de ellos los financia la ayuda venezolana que administra fuera del presupuesto nacional, dijeron este domingo portavoces de la oposición.

A juicio de Eliseo Núñez, jefe de campaña de la opositora alianza Partido Liberal Independiente (PLI), con esa oferta electoral Ortega "demostró que es monodependiente de la ayuda venezolana" y eso "es un error garrafal".

En declaraciones a Efe, Núñez advirtió que el mandatario sandinista mostró un "peligroso apego" a la cooperación que ofrece su homólogo Hugo Chávez, quien el próximo año también buscará una nueva reelección, la tercera consecutiva, al frente del Gobierno de Venezuela, país que es uno de los principales productores de crudo del mundo.

"Depender de las dádivas de Chávez es un error garrafal, porque no sabes si Chávez se va a mantener en el poder o si el petróleo va a bajar de precio", argumentó Núñez.

Por su parte, el candidato a la Vicepresidencia por el opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Francisco Aguirre opinó que Ortega "ofreció más de lo mismo".

"Él tiene 500 millones de dólares al año de Chávez, pero el crecimiento económico durante su actual gobierno es 2 puntos porcentuales menos de lo que hizo Arnoldo Alemán en su Gobierno (1997-2002)", declaró Aguirre.

Entre sus promesas electorales, Ortega afirmó que en un eventual nuevo mandato de cinco años entregará 150.000 títulos de propiedad, láminas de zinc a 750.000 familias, construirá 77.854 viviendas y 777 unidades de salud, y que extenderá la cobertura de energía eléctrica, telefonía convencional y móvil.

También aseguró que distribuirá 500 mil microcréditos a las mujeres, beneficiará a 200.000 familias con el programa alimentario Hambre Cero, y mantendrá un bono salarial de 30 dólares mensuales para unos 100 mil trabajadores del Estado.

Ortega ejecuta una buena parte de esos programas con la cooperación venezolana, que según cifras oficiales ha acumulado casi 1.600 millones de dólares desde que el líder sandinista asumió el poder en enero de 2007.

El gobernante nicaragüense aspira a continuar en el poder a pesar de la prohibición constitucional a la reelección inmediata que, sin embargo, fue declarada inaplicable por magistrados oficialistas de la Corte Suprema de Justicia.

En las elecciones del próximo 6 de noviembre, unos 3,3 millones de nicaragüenses elegirán a un nuevo presidente, vicepresidente, 90 diputados ante el Parlamento y 20 ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen). EFE