• |
  • |

Pese a que el Consejo Supremo Electoral, CSE, no ha permitido la acreditación de los fiscales de la alianza Partido Liberal Independiente, PLI, para procesos como la fabricación de cédulas y la verificación ciudadana, su fiscal nacional, Augusto Valle, anunció ayer que cuentan con 27 mil voluntarios para ocupar los puestos a los que tienen derecho en las Juntas Receptoras de Votos, JRV, los Centros de Votación, CV, y los Centros de Cómputo, CC.

En el caso de las JRV, Valle evocó el artículo 16 de la Ley Electoral, que establece que su segundo miembro y su respectivo suplente son designados de las ternas que para tal efecto presenten las organizaciones políticas que en las pasadas elecciones nacionales no alcanzaron ni el primero ni el segundo lugar.

Antes, el mismo artículo refiere que “el presidente con su respectivo suplente de cada Consejo Electoral y de Juntas Receptoras de Votos, serán designados alternativamente de entre los partidos políticos que hubiesen obtenido el primero y segundo lugar, en las últimas elecciones generales que se hayan celebrado”.

“Cuidaremos el voto”

Valle aseguró que a las fuerzas políticas que en las pasadas elecciones nacionales no alcanzaron el primero o segundo lugar, y que en este caso son alianza PLI, Partido Liberal Constitucionalista, PLC y Alianza por la República, les corresponde el 33% de los segundos miembros con sus respectivos suplentes, es decir, representación en 13 mil JRV.

“El pueblo de Nicaragua tiene que estar seguro de que vamos a cuidar su voto”, expresó, a la vez que denunció que “en esta contienda no ha existido la igualdad de oportunidades y mucho menos la igualdad de condiciones”.

En ese sentido, Valle recordó que en los Consejos Electorales Departamentales, CED, la alianza PLI no tiene ningún segundo miembro propietario y solo el 18% de segundos miembros suplentes, mientras que en los CEM tiene 14.38% de segundos miembros propietarios y 24.18% de segundos miembros suplentes.