•  |
  •  |

Miembros del Movimiento Juvenil Nicaragüita, MJN, demandaron educación y salud de calidad, así como una mayor participación en las políticas públicas, tras recoger estas inquietudes en un taller de convivencia con grupos juveniles en 14 municipios del país.

Respecto de las problemáticas de educación, los jóvenes consideran que “el sistema educativo en Nicaragua está desarticulado”, porque no existe una metodología idónea y coordinada para cada uno de los niveles, es decir, educación primaria y secundaria, educación técnica y educación universitaria.

Para Mario Narváez, Director del MJN, la falta de coordinación entre los sistemas educativos en el país “ha ocasionado que del gran número de estudiantes que llegan a hacer el examen de admisión a las universidades públicas, solo aprueba entre el 3 y el 12%”.

Narváez señala que en el sistema educativo hay una desunión con el sector empresarial, lo que genera que muchos jóvenes, al llegar al mundo laboral, no están bien preparados para asumir los retos profesionales.

Educación reproductiva
En el sector salud, los jóvenes demandan que los ministerios de Educación y Salud, Mined y Minsa, respectivamente, hagan un acuerdo para brindar información sobre salud reproductiva a los cursantes de la educación pública y privada.

“A nivel latinoamericano estamos con la problemática del embarazo infantil; tras la falta de información por parte del Minsa y el Mined a los jóvenes”, señaló Isabel Herrera, miembro del MJN.

“Un país, si no tiene salud, no tiene progreso, por eso pedimos salud de calidad”, agregó Herrera.

Seguro Social
Herrera considera que en Nicaragua se necesitan leyes para que los jóvenes sean remunerados con el Seguro Social y no ocurra como “lo que le está sucediendo actualmente con los adultos mayores”.

“Sabemos que vamos a ser en un futuro, un 70 por ciento adultos mayores. Entonces cómo vamos a subsistir nosotros si no tenemos un Seguro Social que nos represente”, demandó Herrera.

Respeto a la Constitución
En lo político, la juventud exigió respeto a la Constitución de Nicaragua y la “transformación profunda al Consejo Supremo electoral, CSE y al marco electoral que garantice transparencia y el respeto del voto ciudadano”.

Además, piden que se restablezca el cumplimiento del marco jurídico de participación ciudadana. “En la actualidad los ciudadanos no pueden auditar al Estado. No pueden ejercer auditoría social, porque no se está respetando el marco de participación ciudadana”, resaltó Donald Muñoz, miembro de MJN.