•  |
  •  |

El presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, Francisco Aguirre Sacasa y el experto en Derecho Internacional, Mauricio Herdocia, coincidieron ayer en que las declaraciones del canciller costarricense, Enrique Castillo, sobre las diferencias con Costa Rica son lamentables y fuera de contexto.

Aguirre calificó las declaraciones del canciller costarricense como “ofensivas, irresponsables y xenofóbicas” por lo que sugirió que la presidenta Laura Chinchilla, debería pedirle la renuncia.  

“Me gustaría pensar que no reflejan la posición del gobierno de la presidenta (Laura) Chinchilla”, dijo Aguirre en alusión a las declaraciones de Castillo, quien señaló la semana pasada que Nicaragua es “un enemigo” de Costa Rica.

Opinión fuera de contexto

Para el doctor Herdocia, fue una opinión divorciada de lo que se viene haciendo en el contexto internacional, pues ambos países recurrieron ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, para resolver por la vía pacífica el conflicto de soberanía en la zona de Harbord Head.

En el marco del Derecho Internacional y de las relaciones internacionales, el experto dijo que no se pueden estar tratando de adversarios, ni enemigos entre pueblos hermanos.

Para Herdocia “nada justifica ese tipo de declaraciones que más bien se insertan en contextos ya superados” tomando en cuenta que CIJ dictó una medida cautelar, estableciendo claramente las condiciones en que deben desarrollarse las relaciones entre ambas naciones en el sector oeste de la Laguna de Harbord Head.

No parece diplomático
Según Aguirre Sacasa, el canciller tico no parece un diplomático al hacer ese tipo de declaraciones. “No le luce a un jefe de la diplomacia este tipo de discurso, sobre todo cuando el tema de Harbour Head se está dirimiendo a como corresponde a países vecinos y civilizados: en la Corte Internacional de Justicia”, expresó Aguirre Sacasa.

Para el también excanciller nicaragüense, las palabras de Castillo señalando a Nicaragua como “un enemigo” de Costa Rica, “fueron particularmente inoportunas, ya que las dio durante la semana de las Fiestas Patrias, durante los días en que estudiantes nicaragüenses le entregaban la antorcha de la libertad a estudiantes costarricenses”.

Hasta el momento, el gobierno de Nicaragua, a través de Cancillería, ha guardado silencio en cuanto a las declaraciones de Castillo. El canciller Samuel Santos no ha dicho nada y, más bien, han sido políticos, como el excanciller Aguirre Sacasa, quienes han salido en defensa del país.