•  |
  •  |

Al mejor estilo de los premios Oscar o de los MTV, cuatro personalidades nicaragüenses fueron nominadas por activistas del movimiento juvenil Nicaragua 2.0, al Cepillo de Oro 2011, un reconocimiento que este grupo de jóvenes otorga a funcionarios públicos o privados que se complacen con las violaciones a la Constitución Política del país, llevándose el premio esta vez el cardenal Miguel Obando y Bravo.

Según los activistas juveniles, Obando, ha venido complaciéndose con las anomalías que comete el gobierno de turno, “desde que tiene la potestad de influir en las conciencias de sus fieles católicos”, poder que le ha valido para favorecer y recibir favores de candidatos y políticos de la actualidad.

“El cardenal Miguel Obando y Bravo desde sus funciones religiosas ha hecho manipulación de la religión y del discurso de Dios para engañar a la gente y para apañar la corrupción y la ilegalidad, pasando por encima de la Constitución, por eso hoy la ciudadanía le está haciendo la entrega al Cardenal del Cepillo de Oro, no desde su función religiosa sino como participante político”, dijo una integrante de este movimiento a través de un megáfono en mano.


Entregan en ceremonia
Luego de caminar desde el Colegio Teresiano, el nutrido grupo de jóvenes hizo una ceremonia formal, frente al edificio del FISE, lugar donde tiene sus oficinas el prelado y ahí develaron un televisor de cartón con la imagen del cardenal Miguel Obando y Bravo y luego ubicaron a la par el abucheado premio: “el Cepillo de Oro”.

Nuevos nominados

Según los activistas juveniles “muchos funcionarios públicos parecen ansiar el premio y para ello harán una tercera edición, donde entre los nominados estará la primera comisionada de la Policía Nacional Aminta Granera y el contralor Guillermo Argüello Poesy.

Cuatros fueron las personalidades que fueron nominadas por Nicaragua 2.0 en su página de Facebook. Entre ellos: José Adán Aguerri, Presidente del Cosep, Arnoldo Alemán, candidato presidencial del PLC-PC; Alba Luz Ramos, magistrada de la CSJ y el cardenal Miguel Obando y Bravo, quien se llevó “la nominación”.

Obando resultó ganador con más del 60 por ciento de votos en Facebook, razón  suficiente, para que fuera vencedor de la segunda edición del premio. La primera edición la ganó el magistrado del CSE Roberto Rivas.